ZONA FAMILY

Custodia compartida: ¿Beneficia o perjudica?

Me vuelvo a estrenar después de todos los cambios en la zona familiar para tratar un tema que a día de hoy sigue siendo polémico y presenta una gran diversidad de opiniones, según el caso. En mis artículos familiares trataré más que nada asuntos relacionados a los padres y madres separados, desde mi experiencia y opinión, en asuntos que igual son un poco más delicados pero que muchas personas compartimos y sufrimos en absoluto silencio.

divorcio

Cada día veo más peticiones y apuestas por la custodia compartida a la hora de una separación como medida “estándar”. Así a simple vista puede parecer de lo más justo y coherente (y en algunos casos puede llegar a serlo), pero hoy quiero exponer los motivos por los que opino de una forma diferente.

Bien es cierto que en la actualidad y por suerte para todos, la corresponsabilidad en la crianza de los hijos ya es mucho más habitual en los hogares, el hombre ya hace un tiempo que se está implicando muchísimo más en la crianza y participando activamente de ella, pero en muchas separaciones una custodia compartida no garantiza en absoluto que esta corresponsabilidad con los menores siga existiendo. Por norma general una separación o divorcio es un tema emocionalmente complicado para los implicados. Cuando se llega a este punto ya existen daños causados, desacuerdos, e incluso rencores que muy difícilmente se logran separar de los niños, tarde o temprano se ven salpicados de alguna forma mientras la situación se estabiliza, y en el peor de los casos suelen ser utilizados para ampliar el daño.

Recuerdo que al inicio de este tipo de acuerdos legales se mencionaba el que el menor permanezca en el domicilio habitual, mientras que los progenitores eran los que tenían que ir realizando el cambio de vivienda el tiempo que durara su periodo de custodia. Hasta ahora no he visto un caso así a mi alrededor, y no digo que no existan, simplemente no conozco ninguno de forma cercana. Lo que sí conozco es el que sean los niños los que van cambiando de domicilio, una quincena en casa de la madre y una quincena en casa del padre.

niño

De esta forma los niños se quedan sin estabilidad, tienen dos casas, pero a la vez no tienen ninguna ya que no permanecen en ella por más de quince días cada mes. Incluso sus objetos personales tienen que estar continuamente viajando con ellos o simplemente casi no los tienen ya que en cada casa disponen de unos diferentes. Pero tampoco lo material es lo que más importancia toma en este asunto ya que además, normalmente en cada casa existe una serie de rutinas, hábitos y normas que pueden llegar a variar bastante según la forma de vivir y disponibilidad de cada progenitor. En algunas cosas en este aspecto se podrá llegar a un acuerdo para que los pequeños obtengan un poco de estabilidad siempre que los padres entiendan de esta importancia, y en otras cosas ya sea por horarios de trabajo o costumbres propias las posiciones serán irreconciliables y los niños serán los que deban hacer las cosas de diferente manera dependiendo de quién ejerza la custodia en ese momento.

En el momento de separarnos si tenemos hijos en común, es de lo más importante olvidar nuestro dolor personal por una relación ya rota, nuestros rencores y todo lo que pueda afectar a la estabilidad de los hijos por el bien de su desarrollo personal. El acuerdo y puesta en común de unos hábitos y normas es de vital importancia para que los niños sigan creciendo en un entorno estable.

En un próximo post seguiremos tratando el asunto de las custodias compartidas, y si tienes algún tipo de experiencia en ella te animo a compartirla con la comunidad en los comentarios y así entre todos, podremos ir ampliando 🙂

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    B&F
    19 febrero, 2015 at 1:20 pm

    Hemos recibido un comentario de alguien que quiere permanecer en el anonimato. Es el siguiente:

    Mi postura al respecto es clara…. No me opongo, así a voz de pronto a esa custodia compartida, todo y que después de leerme pienses que no la defiendo; pero lo que si creo es que no puede imponerse «per se » ni como norma general y que desde luego hay que tener muy en cuenta la edad del menor… porque de todos es sabido que de los 0 a los 6 años, como mínimo, el lazo con la madre es demasiado fuerte.

    Creo firmemente que cada caso debería ser estudiado de forma minuciosa, única y exclusiva… utopia….si… utopía… pero SRS. estamos jugando con el día a día de unos menores que han de estar AMPARADOS POR LA LEY y por sus PROGENITORES.

    Porque creo que es de recibo que se ha de decir que, a parte de estos padres corresponsabilizados y que quieren estar de forma activa en el día a día de sus hijos y que luchan por sus derechos y obligaciones…(la cual cosa me hace pensar que algo está cambiando y que realmente hay PADRES que no sólo la desean sino que la ejercerán a la perfección) pero….

    Siempre hay peros en la vida….. también los hay que se suben al carro de la compartida con el único objetivo de dejar de abonar el importe de la pensión de alimentos que debería ingresar en caso de que la custodia la tenga la madre. (Pensión que a veces hay que recordarles es de obligado cumplimiento para la manutención de los menores.)

    Hablo de esos padres que PARA NADA quieren/pueden IMPLICARSE en todo lo que conlleva esta situación pero que ven en la COMPARTIDA la salida efectiva para AHORRARSE un dinerito…. Triste pero cierto eh???? que de estos hay muchos….o de los que con la peor mala leche que tienen lo hacen simple y llanamente para JODER a la MADRE… que esto también se estila….y lo peor de todo esto es que en ningún caso como padres (por llamarlos de alguna manera) que son se ponen en la piel de los hijos y ni siquiera piensan en lo que a los menores les puede afectar……y tampoco tienen en cuenta que hay sentimientos en juego y que no son una moneda de cambio!!!!

    Si realmente quieres la compartida demuestra que puedes hacerlo, que vas a dedicar el tiempo que sea necesario y que no vas a, como hacen la inmensa mayoría; dejarlos con los abuelos paternos que te los entregarán bañados y cenados…. PORQUE ESTO NO ES ASI. Demuestra que te vas a involucrar en todos los aspectos, todos y cada uno de ellos y comprométete a seguir una línea educacional en principios, valores y prioridades junto con la madre…

    Una de los CONTRAS de la compartida que me planteo a menudo es la ESTABILIDAD; los niños necesitan una estabilidad y un referente en cuanto a hogar sea dicho… y precisamente esto de 15 días aquí, 15 días allá, hoy con Mamá, mañana con papá pero hasta que llegue del trabajo con los abuelos….. lo único que hace es que surja ese «complejo casa caracol»…… y por muy bien que lo lleven…. LES AFECTA….es normal….. ponte un segundo en su piel…. y que la frase tan típica de preescolar «MI CASA» deje de ser típica y sea utópica para ellos…. y se convierten en peonzas de un sistema que ellos muy posiblemente no elegirían.

    Es muy delicado, muy pero que muy delicado y lo digo con conocimiento de causa.

  • Responder
    Charly
    19 febrero, 2015 at 5:19 pm

    Como muy bien dices en el post, es algo que se sufre en silencio. Cada caso es distinto. Tiene unas circunstancias que nada tienen que ver con las de otras personas. Sólo decir que es muy injusto que el DINERO imponga muchas renuncias a una custodia compartida. Y a la vez es muy triste. Hemos tenido hijos para verles cada 15 días????? Las leyes en este terreno para nada son justas, porque se debería ver caso por caso y eso no interesa.

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies