ZONA FAMILY

Queremos ser Padres. Y ahora, ¿qué?

En ocasiones las parejas deciden cuándo empezar la búsqueda del bebé. Cuando nos encontramos ante una decisión pensada, barruntada y decidida podemos tomar una serie decisiones de cara a prepararnos para este cometido lo mejor posible. Sin que ello signifique que estamos obsesionados o pensando todo el tiempo en ello. Hoy os traigo una serie de consejos, que parten de mi propia experiencia y de las lecturas que he hecho sobre el tema en estos meses.

1. Dejar los anticonceptivos. Una vez que tenemos claro que queremos aumentar la familia, no está demás hacer una visita a nuestro ginecólogo para comentarle nuestras intenciones. Él nos indicará cómo y cuándo dejar el método anticonceptivo de turno (en caso de que utilicemos alguno diferente al preservativo). Siempre es mucho mejor consultar este tipo de decisiones con un profesional sanitario porque él sabrá darnos pautas claras y concisas, y nos advertirá de cómo deberemos proceder una vez dejemos nuestro método anticonceptivo.

2. Consulta preconcepcional. Como su propio nombre indica, es conveniente acudir a nuestro ginecólogo para comunicarle nuestra intención de tener familia porque de ese modo, nuestro médico valorará si es necesario hacer algún tipo de prueba preconcepcional (antes de quedarnos embarazadas) así como recetarnos ácido fólico.

2.1. Pruebas preconcepcionales. Puede diferir dependiendo de nuestro ginecólogo. De hecho, los hay que no consideran oportuno hacer ningún tipo de prueba específica antes de comenzar la búsqueda. A lo dicho, las pruebas suelen constar de análisis de sangre, ecografía, mamografía… Respecto al análisis de sangre, lo veo muy interesante teniendo en cuenta que en caso de no haber pasado la rubeola, pues se puede actuar puesto que es peligroso no estar inmunizada durante el embarazo.

2.2. Ácido fólico. Está científicamente probado que tener las reservas de ácido fólico correctamente disminuye el riesgo de malformaciones en el tubo neural de nuestro bebé. De hecho, el ácido fólico se puede adquirir en la farmacia sin receta. Pero, soy de la opinión de que es mejor que un profesional nos dicte las pautas y nos indique descansos y demás.

3.¿Cuáles y cómo son nuestros hábitos? Ya que estamos preparando todo para comenzar la búsqueda algo que nos puede ayudar es detectar si nuestros hábitos alimenticios son saludables o si nuestra actividad física es nula o excesiva. O si nuestro Índice de Masa Corporal (o IMC) es el adecuado para afrontar un embarazo. En el caso concreto de la alimentación, soy de la opinión de que hasta saber que se ha logrado el embarazo no es necesario privarse de un vinito o del jamoncito rico. Lo que debemos hacer es ingerir alimentos ricos en nutrientes y bajos en grasas saturadas.

4. Conocer nuestro cuerpo. Mientras vamos llevando nuestra puesta a punto. Es interesante pensar en si realmente sabemos cómo funciona nuestro cuerpo mes tras mes. Cuanto más tiempo hayamos estado usando anticonceptivos menos claro tendremos cómo son nuestros ciclos, o nuestro síndrome premenstrual. Lo digo con conocimiento de causa porque si ya no nos acordamos si tenían muchos síntomas antes de que llegara la de rojo, puede que los podamos confundir porque son muy similares.

5. Disfrutar de todos los pasos que vamos dando, sin prisa pero sin pausa. La búsqueda de un bebé, cuando ya es consciente y planificada ha de ser disfrutada. Ver que cada paso que se da es un avance para lograr nuestro objetivo. Lo cual no quiere decir que a veces pensemos de más sobre el tema o que nos agobiemos si pasan meses sin conseguir el positivo. Todo llegará y entra dentro de la normalidad tardar hasta un año en conseguir el embarazo. Mientrar llega ese momento tratemos de disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

Como veis, son recomendaciones y no obligaciones. Cada una ha de decidir cómo afronta la búsqueda del bebé. Para mí, por ejemplo, el que mi ginecólogo pidiera un estudio completo antes de comenzar la búsqueda me sorprendió. Desconocía que se hicieran estos procedimientos habitualmente. Y al final he deducido que depende del profesional que te toque, porque esto ha sido en la SS.

Y vosotras, ¿daríais algún consejo más a las futuras buscadora?

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Celia
    17 marzo, 2015 at 10:02 pm

    El mejor consejo me parece “Disfrutar de todos los pasos que vamos dando, sin prisa pero sin pausa”. Sobre todo calma, incluso y sobre todo cuando debemos recurrir a la inseminación o la FIV. Tendemos a quererlo todo ahora, ya, en el momento en que yo lo he decidido, pero nada es tan fácil y agobiarse no sirve de nada más que para sufrir. Por lo menos esa es mi experiencia. Calma, mucha calma.

    • Responder
      Ms. E
      19 marzo, 2015 at 10:29 am

      Hola Celia! Lo primero de todo, agradecerte tu respuesta. Tienes toda la razón. Al final este es un camino, para algunas más corto y para otras más largo, pero que nos lleva hacia cambios realmente importantes en nuestras vidas así que en vez de sufrir, tenemos que encontrar el punto de equilibrio y saber disfrutar viviendo cada nuevo paso y cada nuevo logro. Un abrazo!

    ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies