ZONA FAMILY

¿Hablamos de adolescencia?

Adolescencia

Con permiso de la “jefa” voy a presentarme, soy Bea mamadedos y en ésta mi primera aportación al blog del BAF, aparte de presentarme, porque no todo el mundo me conoce (faltaría más pecar de soberbia en mi primera aportación) os voy a poner en antecedentes: soy madre de una niña de 8 años y de otra “casimujer” de 16 con lo que he llamado la “ciertaindependencia”.

Os hablaré (que no daré lecciones magistrales) de pre adolescencia y adolescencia; o como ya en alguna ocasión he “verborreado”, os contaré cómo vivo la maternidad con una adolescente en casa (que no es moco de pavo) y cómo convivo con una niña que está poseída por unas hormonas que no la dejan en paz.

Siempre digo, porque si algo tengo es que me repito como el ajo, que estoy inmersa en una etapa en que la vorágine de emociones, por un lado, las hormonas adolescentes fluyen por doquier, mis hormonas pre menopáusicas asoman la cabeza, lloros, risas, celos, valores, sentimientos son mi realidad y si os tengo que confesar algo, ahora que nadie me escucha, la bofetada de realidad es tremenda y de paso ya os confieso también que gestionar todo esto a veces no es del todo fácil.

Una de las dificultades con las que me he encontrado, aunque parezca mentira, es la de asumir que ya no son mis bebés y, por si fuera poco, tratando de educar lo mejor que sé y que puedo a dos hijas con una diferencia de edad considerable.

Hace unos meses, tuve la oportunidad de escuchar en directo a Carles Capdevila en su conferencia “Educar con humor”, y la verdad es que supo transmitir y describir a la perfección lo que ocurre en un hogar donde conviven adolescentes con niños de menor edad:

“La diferencia entre un niño y un adolescente es cuando llegas a casa y sabes que uno te abrazará y el otro no”

Real como la vida misma…. y quien te diga lo contrario, miente….

Llegas a casa de trabajar y la pequeña te abraza y se te pega a la pierna como una lapa, queriéndote explicar todo lo que ha hecho durante el día, mientras la “hormonada”, si te oye, porque siempre está con los cascos puestos, a duras penas te vocaliza un “Hola mami” en el mejor de los casos.

Permitidme un consejo, ¡ojo con darle un abrazo o un beso! Sé, sí… porque con una hija adolescente en casa, además de madre, amiga, enfermera, cocinera y un sinfín de títulos más, en psicóloga te conviertes y con un punto de vidente incluso…y has de adivinar si le apetece que se los des o no….

Porque según los vientos y las dichosas hormonas, un día no soporta que la abraces ni que le hables y al día siguiente te recrimina, muy ofendida ella, que no le has dado un beso y que no le prestas la atención que ella quiere. Y tú, como madre vives en una especie de caos y nunca sabes qué hacer ni qué decir.

Y yo me pregunto…. ¿Por qué tiene tan mala fama la adolescencia?

¿No será quizás porque los padres no estamos preparados para que nos lleven la contraria porque sí? ¿O porque no lo tenemos todo controlado? ¿O por desconocimiento?

¿Qué te parecería si te dijese que la adolescencia no es tan terrible? Incluso que puede llegar a ser maravillosa. Sí, sí, has leído bien, vamos a desmontar mitos, vamos a prepararnos como padres para la etapa de la “ciertaindependencia” para llevarla lo mejor que podamos e incluso disfrutarla.

Nadie nos dijo que esto de educar sería fácil.

Nadie nos dijo que en esto de la maternidad hay unas sombras.

Pero tampoco nadie nos dijo que cada etapa de nuestros hijos puede ser realmente maravillosa y que ver crecer a nuestros hijos compensa con creces, incluso en la adolescencia.

¿Me acompañas?

Bea Mamadedos

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    Lucía T.R.
    20 mayo, 2016 at 8:49 am

    Bea, yo voy tan por detrás de ti en la crianza que solo espero poder encarar esta etapa con tu mismo pensamiento. No quiero ser una madre posesiva ni acaparadora, pero a la vez me da miedo que la situación me desborde. Mi criatura tiene tanto genio que ya me augura la gente escenas propias del terrible programa “Hermano mayor” ¿lo conoces? Pues no me quiero ver así. Yo quiero una infancia y una adolescencia felices, con muchos descubrimientos propios de la edad, con el acompañamiento y el apoyo de la familia… Pero entiendo que a veces hay adolescentes que no se ganan esa confianza por parte de los padres, y me da miedo criar mal ahora, de pequeña, y no poder ponerle remedio cuando ya sea demasiado tarde.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    20 mayo, 2016 at 9:15 am

    Sinceramente creo que la adolescencia es un momento muy interesante y que puede ser genial tener a un adolescente en tu vida si eres la tía o la prima mayor (este fue mi caso) pero que los padres lo llevar peor porque supongo que es difícil gestionar los cambios de humor.
    A mi me falta mucho para llegar a este momento pero le encanta poder leer ya sobre esta maravillisa etapa.

  • Responder
    Celia Ramón
    20 mayo, 2016 at 10:57 am

    Yo espero la adolescencia del par de dos con ilusión por lo que aprenderemos juntos y miedo a la vez, es que veo adolescentes por la calle que les daría una güalla para que despertaran, y eso que soy de la no violencia. Y al mismo tiempo, qué intensidad, qué reto, cuanto por aprender!!! En fin, que habrá que irse preparando!

  • Responder
    Marta
    20 mayo, 2016 at 5:58 pm

    Yo a la adolescencia la temo como al Infierno. En casa mis padres tuvieron 6 adolescentes prácticamente seguidos y aún no entiendo cómo no nos estrangularon o cómo no huyeron a Sudamérica. XD
    Pero mi mayor es una niña estupenda, así que estoy dispuesta a hacer lo que haga falta por ella, hasta aguantarle el pavo! 🙂

  • Responder
    mamaseescribeconk
    23 mayo, 2016 at 10:45 am

    Me pilla todavía un poco lejos, pero me gusta eso de desmontarla, espero que sea una etapa que también disfrutemos cuando llegue 😊

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies