Blog

No eres perfecto, y eso está bien

no eres perfecto

Queridos hijos, queridos padres: esta es probablemente la lección más importante que intentaré transmitir. No eres perfecto! Y eso está bien. No solo está bien, es genial, es como debe ser. Porque queremos a los demás por sus pequeñas imperfecciones y estas son las que nos hacen ser quienes somos. 

La perfección está sobrevalorada, como el modelo de éxito imperante. Y duele, la perfección. A los demás porque ven un hito inalcanzable, inigualable, personas con las que nunca podrás  estar a la altura. Y sobretodo al perfecto, que vive aparentando algo que no es porque en el fondo sabe que es una mascarada y que sí tiene defectos, pero no puede mostrarlos por miedo al rechazo. 

Es una lección importante, la imperfección, porque no hay nada que desee más que que seas una persona feliz, amistosa, cercana, querida. Tener un lugar en el mundo, hijo, te reconfortará cuando ya no esté, tus amigos estarán ahí para apoyarte, y tu pareja, y tus compañeros y vecinos… Por eso no tengas miedo de mostrarte como eres, y no dudes en pedir perdón cuando tus imperfecciones te hagan meter ja pata. Porque lo harás, es indudable. 

Y padres y madres del mundo, es verdad, hay mucha presión para ser el padre del año a todas horas sin margen de error ni debilidad. Pero os repito lo que me digo a mí misma: La perfección, en la mater-paternidad está sobrevalorada. Como dije en el comentario post de este blog que inspiró esta entrada, no te fustigues, lo haces bien, no perfecto, pero bien. Y seguro que tus hijos te echarán cosas en cara, es normal, ley de vida, porque no eres perfecto. Y eso también está bien asumirlo y enseñarlo. 

Y es que yo no quiero, hijo, decirte en todo momento que eres perfecto, el mejor, el que lo merece todo por existir, el que no puede llorar ni arañarse con la vida… 

Y vuelvo al principio: no eres perfecto, pero lo eras haciendo bien!!! Y tú, educas en la perfección? 

Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    judit
    20 junio, 2016 at 1:54 pm

    Yo también creo que la perfección no es ni alcanzable ni deseable e intento criar a mis hijos en el conocimiento de que todos tenemos defectos y nos equivocamos. Ahora bien cuando me toca a mí, ya es otro cantar… y aceptar no acepto demasiado mis defectos.

  • Responder
    Celia Ramón Wyser
    21 junio, 2016 at 1:33 pm

    Es importante aceptar tus defectos Judit, porque si no lo haces tú, por qué van a respetarlos y apreciarlos los demás?

  • Responder
    Lo estás haciendo bien - BAF
    19 julio, 2016 at 8:20 pm

    […] Volvamos a tema… Lo estás haciendo bien porque, como te dije la última vez, la perfección en la maternidad y paternidad está sobrevalorada.  […]

  • Responder
    Lo estás haciendo bien - BAF
    22 julio, 2016 at 8:02 am

    […] Volvamos al tema… Lo estás haciendo bien porque, como te dije la última vez, la perfección en la maternidad y paternidad está sobrevalorada. […]

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies