ZONA FAMILY

Búsqueda del embarazo: Cuatro claves que nadie cuenta

Buscadoras primerizas, ilusionadas, decididas a que vuestro objetivo en los próximos meses comenzará la operación cigüeña, hay algo que debéis saber. No todo es tan bonito como lo pintan, ni tan sencillo como parece. ¡Pero tampoco os asustéis antes de tiempo! En el post de hoy me gustaría proporcionaros algunos tips que os puedan ayudar a sobrellevar el proceso de búsqueda del embarazo de una forma cómoda y confortable a todos los niveles. Sinceramente, a mí me hubiera encantado que alguien me hubiera ayudado a relativizar este proceso que en ocasiones se alarga más de lo que nos gustaría.

Lo primero que debéis saber es que la búsqueda del embarazo es una experiencia muy diferente para cada pareja y generalizar es muy complejo. Lo que sí es cierto es que cuando dicha búsqueda de alarga más de lo que nos gustaría hay algunas claves, como las que os presento a continuación, que os pueden ayudar a ser conscientes de cómo queréis vivir el proceso.

1. Lograr el embarazo: nuevo objetivo en nuestra vida, pero no el único.

Existen casos en los que los embarazos llegan sin premeditación y alevosía, pero en otras muchas ocasiones la decisión de querer ser padres es meditada y existe un pistoletazo de salida para la búsqueda. Cuando una pareja decide que quiere tener un bebé está añadiendo un nuevo objetivo a su lista de metas vitales. Y esto es muy importante no perderlo de vista, porque cuando se da el caso de que el embarazo tarda en llegar, parece que el único motor de estas personas es la consecución del embarazo perdiendo el horizonte de todos los proyectos, planes y metas que se tenían al comienzo de este nuevo proceso. Por ello, es muy importante saber relativizar y continuar consiguiendo nuestros objetivos hasta que este último se logre.

2. Pensar en la búsqueda del embarazo no quiere decir que estés obsesionada/o.

Si no tienes la fortuna de quedarte en pocos meses y en tu entorno lo saben, empezarán a aparecer las frases llenas de tópicos que terminan perforándote los tímpanos. “Cuando te relajes, te quedarás embarazada“; “No te obsesiones“; “Ya verás, en vacaciones te quedas seguro“…y otras tantas perlas que la gente suelta sin pensar lo molesto que les resultaría a ellos si estuvieran en vuestra piel. Por eso, no os sintáis culpables por estar llevando un proceso consciente y hacer uso de los recursos que están a vuestro alcance para favorecer el logro de un embarazo. No tiene nada de malo, no estáis obsesionados.

Sin embargo, puede llegar un momento en el que pienses que necesitas algo de ayuda externa para poder entender y relativizar que la búsqueda del embarazo se alarga más de lo esperable y que ello está afectando a tu vida personal, familiar y/o laboral. No pasa nada, lo importante es ser consciente de las situaciones que vamos viviendo y de cómo éstas nos afectan en nuestras rutinas diarias para poder poner solución.

3. Si la búsqueda se alarga, acudid a vuestros profesionales sanitarios de referencia.

Cada maestrillo tiene su librillo y cada profesional sanitario os dirá que se considera normal tardar hasta 12 meses en lograr un embarazo siendo menor de 35 años y hasta 6 meses si se es mayor de esa edad. Pero, como os digo, la práctica supera a la teoría y en el caso de que creáis que vuestra búsqueda del embarazo se está prolongando en el tiempo, una consulta a vuestro ginecólogo de referencia siempre puede ayudar a la detección de cualquier pequeño impedimento que esté frenando las posibilidades de concepción.

Y que no os engañen, ni os digan que por tener menos de 30 años sois jóvenes y que tenéis tiempo porque dependiendo del problema que tengáis, podéis tener vuestra fertilidad más comprometida que una mujer de 38 años. Y esto lo digo con conocimiento de causa, por experiencia propia, pero sin querer crear alarmismos porque cada pareja puede presentar problemas muy distintos. La problemática viene a la hora de decidir ir a la sanidad pública o a la privada (con los costes que esta última opción conlleva), pero de esto os hablaré el mes que viene con mayor detenimiento.

4. Vivir la búsqueda del embarazo como una etapa de aprendizaje y de disfrute.

Esta cuarta clave, a modo de consejo, creo que es de vital importancia porque si sois capaces de disfrutar de esta etapa preconcepcional de forma consciente y activa, aunque el positivo pueda tardar en llegar, la sensación de satisfacción será mucho mayor. Tenemos que ser capaces de aprender a gozar de cada momento de la vida, en todos los ámbitos, en las situaciones más impredecibles porque ello nos reportará muchos beneficios a todos los niveles. Hay que tener la capacidad de ver el lado bueno de las situaciones adversas.

Del mismo modo, es muy importante que la pareja esté compenetrada, y que vaya en la misma dirección porque tener un proyecto común supone que el objetivo también sea común, valga la redundancia. No es una decisión banal y la decisión de afrontar la maternidad y la paternidad en un momento determinado en la vida de una pareja puede no coincidir o puede poner a prueba la relación.

Espero que estas ideas y reflexiones os hayan resultado útiles y os invito a compartir más tips o ideas que creáis que pueden ser de utilidad para aquellas parejas que emprenden su búsqueda del embarazo.

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Eulàlia Carbonell (Princess and Owl stories)
    27 junio, 2016 at 5:09 pm

    Es cierto que a veces es difícil no metérselo en la cabeza, pero muchas veces no llega por ese motivo. En los dos casos hice caso de lo que recomiendas, que vanga cuando tenga que venir, sin obsesionarme pero no por ello no pensando en ello. Y la verdad es que genial. Sabios consejos

  • Responder
    Marta ( La Fábrica de los Peques)
    27 junio, 2016 at 8:25 pm

    ¡Qué bueno el post! Me hubiera venido bien leerlo cuando estaba intentando quedarme embarazada. Muchas gracias por difundirlo. ¡Un saludo!

  • Responder
    Sanidad pública o privada en reproducción asistida: 4 factores decisivos
    29 julio, 2016 at 8:03 am

    […] este post que ya os adelanté el mes pasado que escribiría doy por cerrado mi ciclo de colaboración sobre búsqueda de embarazo y […]

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies