ZONA BLOGGERS

¿NOS SOMETEMOS ANTE LAS REDES SOCIALES?

sometimiento a las redes sociales

¡¡VAYA FOTOGRAFÍA DE PORTADA!! Estaréis pensando… Pero de eso trata hoy este post, de todas las tonterías que hacemos para aparentar en las redes sociales. De que intentamos hacer ver que leemos un documento para luego firmarlo, tan orgullosos, como si tuviésemos idea de lo que hemos leído.

Algo así pasa en las redes sociales, aparentar, aparentar y aparentar, de eso se trata al fin y al cabo.

Y tras esta reflexión absurda de la firma de contratos… me planteo lo siguiente: ¿Estamos condicionando nuestras vidas para que gusten a esas personas a las que se lo mostramos? La respuesta es SÍ.

El otro día, la lectura de un interesante post, que soy incapaz de encontrar ahora, me hizo reflexionar sobre la manera en que estamos condicionando nuestras vidas para que se vean “perfectas” desde el exterior. Con la nueva era de redes sociales, sobre todo en aquellas que se muestran fotografías casi de forma diaria, se puede observar cómo cada vez más personas muestran sus vidas sin ningún reparo pero sin embargo, ¿es la pura realidad todo lo que nos muestran? Obviamente no, sin embargo, nos desvivimos para que así lo parezca y por tanto ¿estamos viviendo para y por quien nos observa?

Es cierto, que yo cada vez, observo más blogs y cuentas de Instagram en los que se observan vidas absolutamente perfectas, casas detalladamente decoradas, perfectamente recogidas y limpias, niños y niñas con ropa preciosa y limpia (incluso recién levantados), bien peinados, y con poses que serían la envidia de cualquier modelo. Y yo me pregunto ¿Qué estamos haciendo?

Captura de pantalla 2016-09-06 a las 9.16.41-checker

¿De verdad es necesario someter a nuestros hijos y a nuestra familia a esta presión? El otro día estaba haciéndole fotos a mi hija para la promoción de una marca y me dijo: “mamá ya vale de fotos”y entonces, mi “chip” saltó, y me di cuenta de que algo no estaba haciendo bien. Mi hija está harta de ver como mamá le hace fotos para todo. Me pregunto entonces qué presión soportarán los niños que se ven tan perfectos en estas cuentas tan famosas y tan aclamadas. ¿Son niños realmente libres, que son fotografiados con toda su naturalidad? ¿O los ponemos a posar para que nuestras fotos queden bien y ganemos seguidores y fama?

Cuando llegan los cumpleaños, no hay madre que no cotillee (poco o mucho) internet para obtener inspiración a la hora de decorar el cumpleaños y hacerlo inolvidable. Y yo me pregunto ¿Estamos rompiendo la esencia de los cumpleaños de hacerlos por y para los niños? Quizás nos preocupemos tanto en decorarlos a la perfección, que se nos olvida lo más importante; su diversión. Quizás nuestros hijos no quieran una mesa llena de chucherías de los mismos tonos, dulces de colores y formas interminables, tartas de 4 pisos temáticas, ni decoración exagerada.

Captura de pantalla 2016-09-06 a las 9.14.02-checkerQuizás cuatro globos, una tarta, sus amigos, y una gran explanada con césped para correr y saltar, son suficientes y son mejores para fomentar la creatividad de los niños y la diversión pura y dura que les caracteriza. Nuestros hijos seguro que agradecen que no pasemos el día preparando su cumple, sino que lo disfrutemos con ellos. ¿No os parece?

 Nos preocupamos de que todo en nuestra vida sea perfecto y “fotografiable” y nos olvidamos de las esencias. Nuestros hijos tienen que ir vestidos con ropa cómoda para pasear y jugar y no con la ropa que nosotros queramos, para que salgan guapos en todas las fotos. Las fiestas y reuniones en nuestra casa deben ser perfectas para contentar a nuestros invitados, no para ilustrar a los que nos ven por Instagram. Para hacer un cumpleaños inolvidable no hace falta que tenga la “candy bar” más grande del mundo, sino que sea divertida para nuestros hijos y sus amigos. Nuestro físico y apariencia es el que es, y cuando nos levantamos todas estamos despeinadas y desmaquilladas, ¿por qué apenas se muestra eso? Porque estamos sometiendo nuestras vidas a internet y a la mirada de quien nos está viendo.

(Si alguien se despierta todos los días así, por favor, que me llame)

d24d72ed294d94ff3609aee6964c5f30-checker

Yo tengo cosas que cambiar, muchas, para no someterme más ¿ Y tú ? He comenzado por apenas fotografiar las vacaciones para disfrutarlas con mi familia. ¿Qué más propones tú?

** Fotogafías: Pinterest.

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    Lucía T.R.
    16 septiembre, 2016 at 4:12 pm

    Yo soy de vida no Pinterest así es que todas las fotos de la niña son robadas, a traición, ni se estresa, ni posa y les dedico un segundo. Pero vamos, que es que ni aunque me pusiese a intentarlo a conciencia conseguiría esas fotos tan rebonitas que tienen otras personas en redes sociales.

  • Responder
    Celia
    17 septiembre, 2016 at 5:46 pm

    Pues tienes toda la razón Luz. Tanta perfección suele venir acompañada de toda una sesión de fotos o del encuadre que coge el único espacio del salón son juguetes tirados. Los filtros acaban de hacer el resto. El problema me parece tanto que hagamos fotos más o menos bonitas sino la presión que transmitimos. Luego querremos que nuestros hijos adolescentes se acepten y quieran como son y que no cuelguen fotos de cualquier cosa en redes… Se nos va de las manos. A mí la primera. Aish.

  • Responder
    Mònica
    19 septiembre, 2016 at 10:16 am

    Estoy completamente de acuerdo contigo Luz. La grandísima mayoría de las fotos que aparecen en redes sociales es postureo puro y duro. Querer aparentar para que se vea que tenemos una casa maravillosa, unos hijos de portada, un matrimonio (o noviazgo, o rollo de una noche) envidiable, etc…

    Por eso me encantan las cuentas como las de Lucía, en que le importa nada y menos si sale la ropa encima de la cama, la niña despeinada, o borrosa porque la hizo corriendo. Gracias a dios hay gente que sí enseña una vida real que te hace sentir identificada con ellos. Yo subo fotos y sí es cierto que procuro que no se vea el desastre que es mi comedor o la habitación de las niñas que no acaba nunca de estar ordenada, pero tampoco me estresa lo más mínimo. Es más, me da lo mismito aparecer en las fotos con unas canas que dan miedo, con mis kilos de más o con mis incipientes arrugas. Lo que comparto es para mi gente, y oye que nos acepten tal cual somos, ¿no?

  • Responder
    Lorena
    23 noviembre, 2016 at 9:52 pm

    Interesante. Quiero hacer una aportación más allá del postureo o la apariencia perfecta, se deben mostrar a la ligera en las redes tanta cantidad de fotos de menores? Creo que se sobrepasan los límites, todo vale?

  • Responder
    Paula - ¡Mecachis Mama!
    19 enero, 2017 at 10:34 pm

    Pues es la primera vez que te leo y me ha gustado el post y, sobre todo, me alegro un montón de no haberme sentido identificada con lo que describes 😉 Mis fotos son terribles, incluso cuando quise mostrar como había adaptado la casa para mí hijo no me apeteció ordenar antes de hacer las fotos y estaba regular… Jajaja. Y también hay días que decido no hacer fotos y disfrutarlos. Yo también me he restringido el uso del ordenador a cuando mi hijo duerme y creo que debo restringir también el uso del móvil, al menos ese uso de redes sociales. No quiero que crezca pensando que lo normal es tener el móvil en la mano todo el día!

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies