Post ZONA BLOGGERS ZONA FAMILY ZONA FRIENDS

Petit Cocó, mucho más que una peluquería

Petit Cocó peluquería infantil

Os contaba hace tiempo en mi blog como habíamos logrado la solución definitiva a los piojos en Petit Cocó, una peluquería infantil de Barcelona. Hoy os quiero explicar algo más de ese sitio, porque además de cuidar los pelos de las criaturas de la casa podréis pasar un rato agradable y descubrir pequeños artesanos y marcas alucinantes en su rincón amigo.

Lo que más se nota de Petit Cocó es que es una empresa familiar, nacida de la experiencia de dos madres. Carlota y Esther, quienes saben cuidar hasta el último detalle para que ir a cortarse el pelo sea toda una experiencia ¡Y no solo hacen cortes! Tienen desde fiestas infantiles, peinados para ocasiones especiales como comuniones, venta de productos o el servicio que tan bien nos funcionó de “Bye, bye piojos”

Muy cerca del Turó Park en Barcelona, es sin duda un lugar que no podéis dejar de visitar, porque ponen mucho mimo en todo lo que ofrecen. Desde una muestra de productos artesanos en la entrada que van cambiando mes a mes, colaborando así con otras pequeñas empresarias del barrio, o con productos de calidad de esos hechos a mano con amor.

Con un gran cuidado en los productos de peluquería, naturales y delicados, formulados especialmente para las cabezas de los más pequeños.

Los cortes de pelo en Petit Cocó serán una fiesta, con juguetes, tablets, sus asientos que parece que estén en la feria y el trato profesional y experto que dan las peluqueras y madres, hacen que la experiencia sea muy placentera.

Nosotras fuimos por su tratamiento “Bye, bye piojos” después de haber probado DE TODO en casa sin éxito y acabando infestada toda la familia, me di cuenta de que necesitaba una solución drástica.

El tratamiento lo hacen en una salita aparte, para que todos los utensilios, sillas, toallas y peines queden alejados completamente de la zona de peinados y luego debidamente esterilizados y limpios. Y además del aceite natural y el champú quitan una a una, capa por capa, parte por parte y pelo a pelo todas las liendres que hayan podido quedar.

Nosotras fuimos ya con el pelo corto, pero aun así estuvimos más de una hora y media en Petit Cocó, mientras ella estaba la mar de entretenida viendo sus dibujos o jugando con una tablet. Por supuesto es totalmente indoloro y muy delicado, y la experiencia sin duda la repetiremos -aunque de todo corazón espero que no- en caso de volver a necesitarla este año.

¡No os perdáis este vídeo si queréis saber más!

Un vídeo publicado por La Nave Del Bebe (@averneda) el

Un servicio que sin duda recomiendo, y ahora que ya hemos dejado de ser Rapunzel, y a la peque le corto el pelo cada pocos meses, vale la pena ir a un sitio especializado como Petit Cocó, donde se sientan bien y a gusto, tanto en la espera -tienen juguetes y un rincón ideal- como mientras les cortan el pelo o hacen sus peinados favoritos.

Esto te puede interesar

No hay comentarios

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies