ZONA FAMILY

La primera cita en la adolescencia

primera cita de adolescentes

Uno de los miedos, uno de tantos, pero uno de los miedos cuando se te convierte en adolescente tu hija es que sabes, sabes que un día u otro va a llegar el momento de La temida, dichosa y porculera primera cita; esa primera cita en la que te pasas en vela hasta que oyes la puerta que llega y como te pilla en la cocina esperando le vendes la moto de que te habías levantado a beber un vaso de leche (a quien más quien menos le ha pasado, es como ley de vida o un déjà vu).

La primera cita con un chico es uno de los momentos que, como madre (y ya no te digo padre, ellos lo sufren y se paranoian más que nosotras, y no hace falta ahondar más en el porqué, pero me tildéis de lo que me tildéis cuando llega la adolescencia y ciertos aspectos de ella, nada que ver el tener hija que hijo) te hace hasta hiperventilar y el pánico se apodera de ti mientras le pones la cara de ilusión que ella espera, porque ella está emocionadísima, (como lo estuvimos nosotras a su edad con el primer maromo que sabes que no llegará a nada pero ella se cree es el amor de su vida y padre de sus hijos y no es momento de llevarle la contraria); pero claro… el morro se te tuerce… y la cara de cordero degollado sale a escena sin tú poder reprimirlo. Eso sí, aguanta hasta el momento que cierra la puerta y se va.

Ya reflexionaba yo en mi blog sobre esto hace unos meses, por un lado os confesaba en el Mami tengo novio algunos de mis temores (lo típico que te suelta el tengo novio y la ves aún bebé) y por otro lado “Y es que nosotros no estamos preparados, pero imagino que al igual que nuestros padres tampoco lo estaban, y lo superaron, y tuvimos esa primera cita que nos quitó hasta el hambre y las mariposas se posaron en nuestros estómagos… ¿hay un manual para saber cómo superarlo con nota? Pues va a ser que no”.

“En algún momento u otro todos deberemos pasar por ello”

Vuelvo a repetirme a mí misma… nadie nos dijo que esto de la maternidad/paternidad fuese fácil; no sirve en este momento de “cita” intentar no decir lo que juraste y perjuraste que nunca jamás dirías cuando tú fueras madre de una hija adolescente… porque dirás exactamente las mismas palabras; entraremos en la fase bucle “este chico no me gusta para ti” “este chico no te conviene para nada” y claro, ella aún se aferrará más a que es el amor de su vida… perderá el apetito y se embobará mirando al infinito cuando suene esa canción…

Asúmelo, pondrás la misma “caraculo” que puso tu madre y le verborrearás exactamente las misma palabras que te fueron verborreadas hace más de 25 años.

¿Dónde radica ese miedo que se apodera de nosotras? Yo lo tengo claro… por un lado la “cierta independencia” que se va afianzando y va perdiendo lo de “cierta” para instaurarse toda solita y por el otro… ais por el otro…  YO TAMBIÉN SALÍ CON UN CHICO… y sé de que va… aunque ella se piense que no, y sé lo que el chico querrá y le prometerá… y como a esa edad se es una idiota soñadora todo y las cucharadas de realidad que como padres les damos, pues vamos… que no le pille el toro así que premisa número uno:

Todos los hombres te prometen, luego te la meten y una vez metida olvidan lo prometido.

¿Bruta? No, realista. La primera cita aún está por llegar… la cual cosa me alegra pero no quita que no deje de pensar en esta porculera y temida primera cita.
Bea Mamadedos

P.D. Casi que empecemos a sufrir si sale tres veces seguidas con el mismo chico ¿No crees?

 

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    7 octubre, 2016 at 9:13 am

    Me has tranquilizado y acojonado a partes iguales. XD

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies