ZONA FAMILY

No son cosas de niños. Afrontando el acoso escolar

Bullying, acoso escolar

Como madre de hijas en edad escolar, una de las cosas que más miedo me da es que alguna de ellas sufra acoso. Tanto en el colegio como en cualquiera de las extraescolares que realizan. Y, lamentablemente, ha llegado el día. Y no son cosas de niños, no me sirve esa excusa.

No es un grupo contra una de mis hijas, es sólo un niño. Pero uno es suficiente para que se haya tambaleado toda su seguridad. En el colegio no tiene miedo, porque allí está rodeada por todos sus amigos, los cuales no van a permitir que ese niño le haga nada. Pero la cosa cambia cuando tiene que cruzar las puertas. Aparte de en clase, coincide en una de sus extraescolares con él y es ahí donde su fortaleza se viene abajo.

Ambos han empezado allí este año, además, mi hija ha faltado un mes entero por una lesión, por lo que el hacer nuevos amigos todavía es algo que está en proceso. Dice que no quiere ir, que no se siente segura, que tiene miedo de que cumpla todo lo que le dice. Por eso creo que no son cosas de niños. Y es que el niño en cuestión la amenaza con agredirla físicamente. Para ser exactos, dice que la empujará y pateará hasta que consiga que se vaya del equipo. Os podéis imaginar mi cara cuando me lo dijo. Pero peor fue cuando otro niño de su clase me confirmó toda la historia palabra por palabra. O peor aún, cuando mi hija llega del cole diciendo que los han sentado ante la dirección del colegio y él ha confirmado tranquilamente que sí, que lo había dicho y que sí tiene intención de cumplir su amenaza. Y tiene 10 años. ¿Entendéis por qué me parece que no son cosas de niños?

El colegio ha tomado sus medidas: vigilancia y control sobre el niño y sobre mi hija. Evitar que tengan que trabajar juntos mientras dura el conflicto. Y, aparte, tratar al niño para solucionar estos conflictos. Porque no olvidemos que los niños que amenazan o acosan, tienen problemas más graves de fondo.

Pero no estoy escribiendo este post únicamente para desahogarme, sino porque quiero que seamos todos conscientes de que es un problema que puede ocurrir en cualquier momento, en cualquiera de las escuelas de nuestro país. Y estoy hablando de niños de 10 años, la mayoría de los cuales aún no tienen acceso a móviles o redes sociales y esto no deriva en ciberacoso. No quiero imaginar qué pasará en un par de años si esto no se corta de raíz.

Tengo la gran suerte de que, de momento, mi hija me lo cuenta todo. Sea lo que sea. Incluso cuando es ella la que hace mal las cosas. Y por eso sé desde el primer momento qué ha pasado. Incluso ha sido ella misma la que ha dado los primeros pasos. La que fue a hablar con la profesora y hasta me pedía ser ella la que hablara con la dirección del colegio. Pero ya le dije que no. Que lo había hecho muy bien todo hasta ahora, pero que debíamos seguir los adultos.

Porque como dijo Rocío Ramos Paul en el evento de Educo al que asistí hace poco: “no son cosas de niños“. Son problemas de niños que deben solucionar los adultos. Y lo mejor que podemos hacer es darle a nuestros hijos las herramientas necesarias para evitar o, llegado el caso, afrontar estas situaciones.

Soy una firme defensora de que la educación emocional es una asignatura que debería ser imprescindible en nuestras escuelas. Los niños no saben identificar y gestionar muchas de sus emociones, sobretodo la frustración y la impotencia. Además, les cuesta definir las relaciones. No saben diferenciar entre la amistad de verdad, los colegas o la gente tóxica. Pero este tema daría para otro post.

Me gustaría dejaros un par de enlaces en relación al tema del acoso escolar:

Y por último, os dejo la ponencia de Carmen Cabestany de este pasado Gestionando Hijos en Barcelona:
Imagen de previsualización de YouTube

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Lucía T.R.
    25 noviembre, 2016 at 10:55 am

    Ya no sé si esto pasa más de lo que pasaba antes o es que se habla más del tema. A mí es un asunto que me da miedo. No saber gestionarlo, no encontrar respaldo en el colegio, que la niña sufra… De verdad, cuanto mayores son, más se complica la crianza.

  • Responder
    El Espacio Del Bebé
    9 enero, 2017 at 10:57 pm

    Espero que se soluciono pronto, lo que tengo claro, es que hace años los niños de 10 años no pensaban en esas cosas y mucho menos las decían con esa frialdad.

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies