Recetas

Pastel de queso japonés: realidad vs expectativas

pastel de queso japonés

Pues sí, empiezo diciendo las cosas como son: algunas recetas no salen como te las esperas, y esto es así. Y quien diga lo contrario miente como un bellaco (o bellaca). Y para muestra el pastel de queso japonés que es la “receta” de éste mes.

¿Sabéis lo que es el pastel de queso japonés?

Seguramente lo hayáis visto ya que se ha puesto bastante de moda en los últimos meses debido a su “facilidad” a la hora de elaborarlo y a su excasez de ingredientes, tan solo 3.

Pues bien, a veces las expectativas distan mucho muchíiisimo de la realidad.

El pastel de queso japonés, como antes os comentaba, tan solo lleva 3 ingredientes y se consigue un esponjoso y amarillo pastel que hará las delicias de todo el mundo.

¡JA!

¡Venga ya! ¿En serio? A ver… que yo no soy una experta en cocina y para muestra estas colaboraciones que hago aquí. Suelen ser recetas sencillas, apetecibles y prácticas, pero de ahí a catástrofe en la cocina hay un trecho vaya…

Total, que levanto la mano y reconozco que no siempre las recetas salen bien. Que a veces porque no se calculan bien los ingredientes, porque a última hora cambias algún ingrediente, porque te das cuenta de que no lo tienes, porque el cielo es azul y es día impar, la receta no sale ni de lejos.

Y lectores míos, ésto es lo que ha pasado con el pastel de queso japonés. Si… más que pastel, parece una torta. Pero antes de enseñar el resultado, os dejo la receta porque os reto, este post es un reto personal a que probéis a hacerla a ver si os sale.

Apunta los ingredientes, son 3:

  • 3 huevos
  • 120 gramos de queso en crema
  • 120 gramos de chocolate blanco

pastel de queso japonés

Paso a paso:

Pon el horno a 170º.

Separa las yemas de las claras y guarda las claras en un bol con film en la nevera.

Derrite el chocolate al baño María. Cuando ya lo tengas, mezcla bien con el queso en crema.

Después añade las 3 yemas y vuelve a batir hasta que quede homogéneo.

Saca las claras de la nevera y bátelas a punto de nieve. Yo aquí he utilizado mi nueva amasadora-batidora y me teníais que ver dando palmas con las orejas al ver cómo aquello se iba transformando de clara a punto de nieve con solo girar una ruletilla.

Una vez que tengas las claras a punto de nieve, mézclalo con el resto de ingredientes.

Coge un molde para el pastel y coloca papel vegetal y un poco de aceite. Echa la mezcla en el molde y colócalo en la bandeja del horno.

¡OJO! Antes de meter la bandeja en el horno, echa agua caliente en la bandeja. Sí sí… como lo lees. No me preguntes para qué sirve porque a mí ya te digo que no me ha servido de nada, pero oye, lo pone en todas las recetas que he revisado por si acaso era algo “especial”. Así es que vamos a seguirla a rajatabla y echa agua caliente sobre la bandeja.

Mete al horno a 170º durante 15 minutos, después baja la temperatura a 160º durante otros 15 minutos. Pasado ese tiempo apaga el horno pero no lo abras hasta que no pasen 15 minutos más.

Tras esta espera, ya puedes sacar el pastel de queso japonés y espolvorear azúcar glas por encima.

¿Qué aspecto tiene tu pastel? ¿En serio se parece a esas fotos que hay por internet de un pastel de queso sçuper esponjoso y gordito? ¿O es más parecido a ésto?:

pastel de queso japonés

Es que no le pienso poner ni un filtro a la foto, así… tal cuál ha quedado.

Tiene que haber algún truco, no puede ser, me niego a creer que con esos 3 ingredientes y esas cantidades salga un pastel enorme y esponjoso. A los hechos me remito.

Quizás parece un poco desahogo esta receta (lo es) pero la idea principal es demostraros que no todo sale como vemos en Pinterest. La cocina no trata de eso, trata de disfrutar cocinando, y que el resultado, aunque no sea digno de foto, esté comestible por lo menos, y si no, pues la siguiente vez será.

Ah, el pastel de queso japonés está rico a pesar del aspecto con el que se ha quedado, sabe bastante a queso, por lo que si os gusta ese ingrediente, os va a gustar la receta.

Venga, decidme que os animáis a hacerlo y no me quedo sola mirando mi particular versión del pastel de queso japonés.

(Se aceptan carcajadas con la foto).

Esto te puede interesar

10 Comentarios

  • Responder
    Lianchio
    12 diciembre, 2016 at 12:08 pm

    Jjajaja esa receta no la he intentado, y se me quitan las ganas! Jejejeje Que coraje da cuando salen asi!!

    • Responder
      Lydia
      10 enero, 2017 at 12:02 pm

      Da mucha rabia porque te quedas con cara de “y esta mi**da qué es?” pero bueno…a veces pasa…jajaja

      • Responder
        Monica
        23 septiembre, 2017 at 3:48 pm

        Hoy he preparado por primera vez este Pastel Japones y nunca mas. Ha sido un auténtico fracaso. Tiempo perdido, mogollón de cacharros sucios. Lo he seguido tal cual y se me ha quedado como si fuese una.tortilla francesa.
        No se cual es el secreto pero yo no lo intento mas.

  • Responder
    Izaya (Una Mamá en la Cocina)
    12 diciembre, 2016 at 6:09 pm

    Yo no he hecho esa receta nunca, pero reconozco que en la cocina he tenido fails jeje, y que incluso un par de veces he puesto en Instagram mi desastre, porque no todo es tan pinterest.

    • Responder
      Lydia
      10 enero, 2017 at 12:03 pm

      No claro! además, es que si no practicas con algunas recetas, no consigues que salgan bien. Lo que me da rabia es que con lo sencilla que parecía esta, lo mal que salió…

  • Responder
    Mis chic@s y yo
    12 diciembre, 2016 at 6:41 pm

    Nunca lo he preparado pero me han entrado ganas de probar a ver que sale. La cuestión es ¿Estaba bueno? porque si aun que quede tipo torta queda rico..Pues mira, es que e casa nos lma mucho todo lo japonés. A mi más de una vez me salen ma las recetas…Gajes del oficio!! Besos

    • Responder
      Lydia
      10 enero, 2017 at 12:04 pm

      Buena estaba, a pesar del aspecto estaba rica, porque la probé. Pero claro, te esperas algo esponjoso…y te encuentras con ésto…jajaja

  • Responder
    La mama fa el que pot
    14 diciembre, 2016 at 6:15 am

    Uala. Esto me ha sonado a reto, tendré que probarlo. Creo que una de las cosas que pueden no haber ayudado es el chocolate blanco.
    El chocolate blanco es muy fastidioso para utilizarlo en la cocina, probaré con un chocolate blanco fondant y ya os diré si ha sido desastre o no.

    • Responder
      Lydia
      10 enero, 2017 at 12:05 pm

      ¿Has intentado hacer la receta? ¿cómo te quedó? quiero saber si el truco recae en el chocolate, que lo mismo va a ser eso..

  • Responder
    Mayumi
    9 noviembre, 2017 at 1:35 am

    Lo acabo de preparar. La vdd es que mas o menos me salió, eso sí con más ingredientes… Lo que no sé es porque sólo se esponjo de la mitad para arriba, lo demás me quedó gelatinoso… Quizá le falto cocer. Que consistencia tenía el tuyo?

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies