ZONA FAMILY

Barcelona con Niños: Parques y jardines de Barcelona para disfrutar en familia

parques y jardines de barcelona

Hoy quiero proponeros un plan para disfrutar de la Ciudad Condal con niños: visitar los parques y jardines de Barcelona, los más originales. Si tenéis planeado visitar Barcelona, o vivís cerca, espero que este post os resulte útil para conocer algunas opciones interesantes para visitar y disfrutar de un día al aire libre.

 

PARC DE LA CIUTADELLA

Una de las zonas ajardinadas más populares de la ciudad es el Parc de la Ciutadella, un oasis de paz a tocar de zonas tan emblemáticas como El Born o las playas de Barcelona, a un paseo del centro y accesible en transporte público o bicicleta.

Dentro del recinto del parque, encontramos también el Zoo de Barcelona, el Parlament de Catalunya, una preciosa fuente ornamental con cascada, un embalse con barcas y diferentes conjuntos escultóricos de artistas reconocidos.

Es una zona muy típica para disfrutar de un picnic en el césped o donde celebrar fiestas infantiles al aire libre, sobre todo cuando en la ciudad empieza el buen tiempo. También suelen celebrarse muchas fiestas y eventos populares como la Tamborinada, algunas actividades de las Festes de la Mercè y un largo etcétera.

Pero sin duda, si hay algo destacable del este parque, es la Ludoteca medioambiental, un espacio lúdico al aire libre donde niños y padres pueden jugar usando materiales naturales y reciclados, en un entorno alternativo. En verano, las monitoras proponen juegos de agua y los peques puede disfrutar experimentando con el agua y acabar untados en barro (os recomiendo llevar ropa de recambio y toalla).

 

MONTJÜIC

La montaña de Montjüic es una de las dos montañas que rodean Barcelona. Utilizada antiguamente como punto estratégico militar para la represión de la ciudad, hoy en día se ha convertido en un pulmón verde de la ciudad que cuenta con varios parques y zonas ajardinadas que bien merecen una visita.

De los parques más populares, están los Jardines de Mossèn Cinto Verdaguer, uno de los que suelen estar más concurridos y llenos de familias celebrando cumpleaños infantiles y grupos de amigos disfrutando del buen tiempo alrededor del pequeño lago central  que, en verano, acaba siendo piscina improvisada de muchos niños

Otro parque que merece una visita es el Joan Brossa, situado en los antiguos terrenos del desaparecido Parque de Atracciones de Montjüic, cuenta con varias áreas de juego y algunas estructuras musicales escondidas en diferentes puntos.

Si os apetece un buen paseo, la zona que rodea el Castell de Montjüic, con el camino del mar que lleva hasta la Caseta del Migdia es una opción perfecta. Podréis admirar las vistas del mar y el puerto y, si tenéis un poco de suerte, podréis coger higos de las numerosas higueras que hay al borde del camino. Desde el Castell, os podéis acercar a los súper toboganes que hay justo debajo y que, tanto mayores como pequeños, suelen disfrutar.

Un secretillo: En la zona hay varios “caches” escondidos, así que es una buena oportunidad para iniciarse en el Geocaching!!!

Otros puntos a descubrir: ¿Sabéis que la “montaña mágica” esconde una hípica y un centro de escalada? La Escola Municipal d’Hípica La Foixarda está cerca del MNAC y ofrece excursiones en pony para los más pequeños a precios bastante económicos. Y para los amantes de deportes más extremos, tenéis Climbat La Foixarda y un rocódromo al aire libre justo detrás de la hípica.

 

PARC DE L’ORENETA

Más que uno de los parques y jardines de Barcelona, el Parc del Castell de l’Oreneta es un bosque dentro de la ciudad. Abierto al público desde finales de los años 70, es el resultado de la unión de los terrenos de dos grandes fincas y del castillo que da nombre al parque.

Situado en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, podéis llegar a él en coche o transporte público, ya que queda apartado de las zonas más céntricas de la ciudad.

Este parque ofrece diferentes opciones de ocio para disfrutar en familia. Podemos pasear por sus caminos, disfrutar de las áreas de juego o descansar y comer en las zonas de picnic mientras disfrutamos de las vistas de Barcelona.

Pero sin duda, si hay algo que hace especial este parque, son el ferrocarril en miniatura y los ponis.

El Tren de l’Oreneta es una reproducción en miniatura de una auténtica locomotora ( de hecho, más de una, porque existen varios modelos ), con sus raíles, estación, puentes y túneles. Es una atracción de pago que funciona los domingo de 10:30 a 13:30. Son 2 € por persona y los menores de un año no pagan.

Otra de las atracciones, son los ponis. Aunque parece ser que en breve va a desaparecer, hasta donde sé, a día de hoy, sigue en funcionamiento. El paseo en poni no es especialmente barato:  8€ independientemente de la edad del niño para unos 10 minutos de paseo.

 

LABERINT D’HORTA

Reformado recientemente, el Parc del Laberint cuenta con un jardín neoclásico, otro romántico y un espectacular laberinto de cipreses, una pequeña obra de arte por la que pasear y descubrir rincones con esculturas, fuentes y estanques.

Al pie de la montaña de Collserola, se trata de un lugar alejado de las rutas turísticas habituales, por lo que resulta una zona muy tranquila donde pasear. La entrada al parque es de pago, excepto los miércoles y los domingos que es gratuita, así como para los parados, los vecinos de Horta, los menores de 5 años y los jubilados. Fuera de esas opciones, merece igualmente la pena pagar los 2.23 € de la entrada de adulto para disfrutar de este parque tan especial.

El laberinto es la mayor atracción del parque y, os garantizo que pasaréis un buen rato intentando encontrar el camino hasta el centro del mismo!!! Si tenéis paciencia, solo os llevará unos 15 minutos conseguirlo. Si no, siempre podéis enviar a alguien al mirador que hay arriba y que os vaya indicando el camino.

 

CAMÍ DEL CEL

Aunque no se trata bien bien de un parque ni un jardín, el Camí Del Cel, situado en la montaña del Tibidabo, además de ser el primer nivel del parque de atracciones abierto al público en general, es también una bonita zona para pasear, comer y divertirse con los peques.

Se accede desde la explanada donde nos deja el funicular y ocupa la zona donde se encuentra la Atalaya, la Noria, el avión… Las vistas desde la zona sobre Barcelona son espectaculares!!! Las atracciones son de pago y se pueden comprar tiquets individuales para cada una o bien un pase solo para el Camí del Cel que cuesta 12.70 € los adultos y 7.80 € los menores de 120 cm. Hasta 90 cm no se paga.

Desde aquí, si vais hacia la izquierda, pasando por debajo del avión, podéis seguir hacia otras atracciones más del parque y hacia la zona de toboganes gigantes y áreas de picnic. No os sorprenda encontraros algún jabalí por la zona que haya bajado a buscar comida en las papeleras.

Los toboganes gigantes de esta zona han sido todo un descubrimiento!!! Nos lo pasamos muy bien con las diferentes estructuras (y buscando un caché en la zona…). Diferentes formas y tamaños, con túneles y sin ellos, rectos y en curva, los toboganes seguro que os harán disfrutar un rato en familia.

Esto te puede interesar

No hay comentarios

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies