ZONA FAMILY

Comer solito, las fases

aprender a comer solito bebé

Llega un momento en la vida de todo peque en el que algo en su cabecita hace “click” y a partir de ese punto decide que ha llegado la hora de comer solito. ¿Qué aún no sabe? Da igual, ÉL HA DE COMER SOLITO.

Si habéis pasado ya ese momento, sabréis de qué estoy hablando…y si no, quizás este post sea un poco spoiler, en clave de humor, eso sí.

Nota aclaratoria: El post va dirigido a comer con la cuchara. El uso del tenedor, como se le queda la comida clavada y no cae por más vueltas que le dé, le resulta más o menos sencillo.

Cuando un peque, o al menos, cuando Payasote empezó a querer comer solito atravesó diferentes etapas. Os las explico a continuación:

  1. LA AUTOSUFICIENCIA: Él va a comer solito. No hay más. Él puede. Él sabe. ¿Que no es cierto? Vale ¿Que realmente no puede? Vale ¿Que se lo va a tirar todo por encima? Sí. Pero no habrá manera de hacerle cambiar de opinión. Seguramente la situación acabe en rabieta y con madre e hijo cubiertos de cubiertos (valga la redundancia) y de comida.
  2. LA FASE “MIS UTENSILIOS SON INTOCABLES”: Está muy relacionada con la fase anterior. Su modo de demostrar que no quiere tu ayuda, por más que se la ofrezcas, aunque realmente la necesite, es montar en cólera cada vez que tú, ingenua o desesperada madre, intentas aproximarte a su plato o a su cuchara. “¡No oses tocar mis utensilios, yo como solito!” Sería la traducción más próxima a los gritos y berridos con los que, seguramente, reaccionará.
  3. LA FASE AMBIDIESTRA: Parece que las fases anteriores evolucionan hacia un punto en que el peque, realmente, aterriza un poco en la realidad y empieza a asumir que aún no ha aprendido a usar la cuchara. E, imagino, que su cabecita piensa “A ver si resulta que estaba usando la mano equivocada…yo la cogía con la derecha, pero…¿y si soy zurdo y aún no lo sé? Voy a probar con la izquierda, no, ¡mejor! ¡Con las dos manos a la vez!” En este punto el peque, al menos el mío lo ha hecho así, ha cogido su cuchara e intenta desesperadamente coger también la que tienes tú. Al final, si quieres que coma un poco y que la situación no se eternice, acabarás cediendo y el niño tendrá dos cucharas y tú necesitarás una tercera para colarle cucharadas mientras él está distraído intentado capturar granos de arroz con alguna de las suyas.
  4. EL BOICOT: En esta fase a la hora de comer solito, el peque ya ha asumido que no consigue coger la comida del plato con la cuchara. ¿Qué hace entonces? Intentar cogerla de la cuchara que estás usando tú. Un boicot en toda regla. La hora de la comida acaba pareciendo una clase de esgrima versión cucharas.
  5. LA MINIMALISTA: Poco a poco el peque va adquiriendo destreza con el uso de la cuchara y empieza a ser capaz de coger comida con ella. Sin embargo, cogerá pequeñas cantidades, o al menos poco alimento le llegará realmente a la boca, pero será suficiente para su autoestima y le permitirá seguir intentándolo hasta conseguirlo al 100%, son raciones tamaño cocina moderna que alimentan su ego y su fuerza de voluntad.

Nosotros estamos ahora en este último punto, cazando granitos de arroz de dos en dos…pero concentrados y, sobre todo, en silencio.

Si habéis pasado y superado todas estas fases, os envidio, y si no habéis llegado aún o estáis en ello…ÁNIMO.

 

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    judit
    20 Abril, 2017 at 12:33 pm

    Jaja es que comer solo tiene su intringulis… nosostros con el hecho de dejarle comer con las manos trozos mientras nosotros le damos la comida nos saltamos muchas pero de tener el suelo y las paredes estucadas no te salva nadie.
    un saludo

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies