ZONA FAMILY

Nos mudamos. ¿Cómo ayudar a los niños ante una mudanza y cambio de colegio?

mudanza y cambio de colegio

Sí, nos mudamos y no una mudanza cualquiera. En está ocasión añadimos un cambio de localidad y un traslado de colegio de los niños. ¡Mudanza y cambio de colegio a la vez! A la ardua tarea de la mudanza, hay que sumarle la tarea complicada de explicarles a tus hijos que han de dejar su colegio actual y empezar en uno nuevo, o lo que es lo mismo, sacarlos de su zona de confort y abrirles un panorama desconocido. Difícil de asimilar, cierto. Sin ánimo de ser instructor de nada, ni de marcar pautas a seguir, os comento los pasos que nosotros hemos seguido para explicarles la situación.

El día C. La Comunicación

Partimos con la convicción de que desde el primer día que tomamos la decisión éramos conscientes que debíamos explicárselo a nuestros hijos. Esperar y retrasar lo inminente solo provoca más nerviosismo e inestabilidad. Así que, para el día C escogimos el momento de la cena, momento en el que estamos los cuatros sentados en un ambiente relajado y cómodo. La conversación fue pausada y tranquila, explicándoles con todo detalle (hasta dónde ellos pueden entender) los motivos del cambio. Como se suele decir, todo cambio es para mejor y si esto es incierto en un inicio, lo que si es que es seguro es que ese es nuestro objetivo como padres.

Después de su primera cara de sorpresa, afloraron sus sentimientos y nosotros dejamos que fluyeran, escuchando sus opiniones y temores, aprovechando estos para poder darles tranquilidad, hacerles sentir seguros y generándoles confianza ante el futuro cambio.

Días posteriores

La noticia aún sigue bien presente en ellos y aunque no hablamos cada día sobre el futuro inmediato, sí que de vez en cuando van saliendo comentarios, en los que notas que van asimilando poco a poco el cambio y en los que ellos expresan nuevamente sus sentimientos. Nosotros les estamos aconsejando lo mejor que podemos, abriéndoles un abanico de nuevos objetivos a alcanzar y otros a mantener.

Además, y de forma sencilla los vamos introduciendo en su próximo hábitat, en el que vivirán tras la mudanza y el cambio de colegio:

  • Visitamos el pueblo con asiduidad. Buscando en éste los “encantos” de los que próximamente van a disfrutar.
  • Vamos a jugar a los parques donde en breve jugarán ellos.
  • Quedamos con la familia que tenemos allí y compartimos momentos juntos, nos apoyamos en ellos para conocer el entorno y afianzamos lazos familiares que son importantísimos para darles tranquilidad y confianza. ¡No están solos!
  • Solicitaremos a la escuela que podamos ir a visitarla antes del próximo 15 de septiembre y así puedan conocer sus instalaciones.
  • Ahora podrán tener nuevos amigos y estos a su vez se sumarán a los ya existentes. ¡Qué gran oportunidad conocer a más gente!
  • La primera semana de colegio estaremos de vacaciones, para poder llevarlos y recogerlos nosotros mismos y poder así recibir de primera mano sus sensaciones.
  • Y sobre todo paciencia. El objetivo no es que a los dos días tengan 33 amigos, sino que poco a poco y como hasta ahora, vayan conociendo gente nueva y entablando una buena amistad y vayan habituándose poco a poco al nuevo colegio y sus nuevas formas de hacer.

Por nuestra parte, lo dicho con anterioridad, estaremos a su lado para acompañarles en esta nueva “aventura”, aconsejándoles, preparándoles, escuchándolos en sus inquietudes, animándolos y disfrutando con ellos de todo lo nuevo que tienen/tenemos por delante. ¿Habéis vivido alguna situación similar? ¿Qué tal salió todo?

Apa, a por ello!!!!

Esto te puede interesar

No hay comentarios

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies CERRAR