ZONA FAMILY

3 cosas que volvería a hacer si tuviera un bebé en casa

si tuviera un bebé en casa

Dicen que te arrepientes más de las cosas que no has hecho que de las que has hecho. Si echamos la vista atrás seguro que nos encontramos con algunos ejemplos, seguro que hay alguna espinita clavada por algo que pudimos hacer y que no hicimos.

Para algunas cosas aún hay tiempo pero otras quedan atrás y ya no se recuperan, como es el claro ejemplo de cuando nuestros hijos son pequeños. Los peques crecen, y lo que no hagamos con ellos ya no se recupera. Y eso pesa.

Cuando mis hijos eran bebés llenaba la bañera y me metía con los dos a la vez. Se lo pasaban pipa. ¡Y yo más! Vale, clavarte el grifo en el cogote no es el mejor masaje del mundo, porque obviamente, la zona menos confortable te la reservas para ti. Vale que el baño acababa como si hubiera pasado un tornado por allí pero bueno, mal menor… Recuerdo que le decía a Costillo: «¿Por qué no te metes un día con ellos? Lo pasarás genial!» Y me decía que no, que tres ahí metidos era incómodo, que no le apetecía estar doblado… excusas. Y los peques crecieron (a pesar de que aún son pequeños). Y llegó el día en que Costillo me dijo con cara de pena: «Me podría haber bañado alguna vez con ellos…».

Hay pequeñas cosas en el día a día que podemos hacer y que no hacemos y luego nos pesan. Os voy a decir 3 cosas que yo no me perdería por nada del mundo si tuviera un bebé en casa, aunque vosotros podéis hacer vuestra propia lista y empezar a tachar cosas desde ya.

  • Bañaos con ellos. No me pongáis la excusa de que no tenéis bañera en casa, vale también una ducha compartida sin miedo al grifo. Los peques se mueren de risa cuando nos llenamos la boca de agua y echamos chorritos cual fuente en el parque. Y les encanta hacerlo también.
  • Dormid con ellos. Cuando tengan 15 años para lo único que nos van a dejar acercarnos a su cama es para cambiar las sábanas, si acaso… No tengáis miedo a que se acostumbren o no, al qué dirán, al qué opinarán… Daos el gusto de olerles el cogote una noche entera (por lo menos…) y de que al abrir los ojos haya una carita con unos ojos enormes que os iluminen el día. Vale, esto me ha quedado pastelón total, pero de verdad que es algo que volvería a hacer si tuviera un bebé en casa, porque que son cosas que recuerdas con mucho amor y te sacan la sonrisa.
  • ¡¡¡¡Guarread!!!! En casa, en el parque ¡donde sea! Sacad el niño que todos llevamos dentro (si hace falta de las orejas) y poneos perdidos hasta las cejas. De pintura, de barro, de tierra, de lo que sea. Pocas cosas hay más divertidas que pringarnos en familia. La pintura de dedos es un must cuando son pequeños y que no me entere yo de que no enmarcáis y colgáis en casa alguna de esas primeras obras. Son sencillamente geniales y auténticas. Y qué leches, no veáis lo orgullosos que se sienten al ver sus obras colgadas en la pared.

Estas tres cosas son las básicas que yo repetiría si tuviera un bebé en casa. Son momentos que me llenan de alegría y que hacen que me sienta realizada como madre. ¿Qué cosas recomendaríais vosotros? ¿Hay algo que os da pena no haber hecho y para lo que ya sea tarde?

Esto te puede interesar

No hay comentarios

¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies