ZONA FAMILY

Criticando crianzas

criticando crianzas

 

En esto de la maternidad las críticas van que vuelan.

Si eres pro lactancia materna siempre te preguntarán que cuándo le quitas la teta. Si eres estricta con tus hijos lloverán consejos sobre cómo hay que ir adaptándose a las necesidades de los pequeños. Si abrigas mucho a tu hijo la vecina correrá a asegurarte que dejándoles un poco frescos los niños crecen más fuertes… Y así, siempre. Hagas lo que hagas, lo críes como lo críes aparecerá gente que parece disfrutar criticando crianzas.

Si tú, como madre,  un día de lluvia vas con chanclas por la calle, nadie va a girarse a comentar tu elección de calzado, pero si se te ocurre poner chanclas a tu hijo, seguro que encuentras a alguien dispuesto a señalarte que quizá no sea la mejor elección.  Esto es así. Tú contigo puedes hacer lo que te plazca pero con tus hijos no.

Parece que los niños son de todos y todo el mundo se siente en su derecho a opinar.

Esas mismas personas que juzgan, comentan y aconsejan criticando crianzas sin venir a cuento, son las mismas que paran a tu hijo cuando sale corriendo hacia la carretera, las mismas que le dejan un bolígrafo y papel cuando se aburre en la consulta del médico, las mismas que te hacen pasar en la cola del súper cuando el bebé rompe a llorar.

No me gusta sentirme juzgada. Cansa tener que lidiar con la señora de turno cuando tu hijo monta una pataleta en la tienda. Y me gustaría no sentirme aún más culpable cuando le doy una bolsa de ganchitos para merendar… Pero me gusta pensar que ese es el colchón que tienen los niños.

Ahora corre mucho por internet un dicho indio que dice :

“Hace falta la tribu entera para criar un niño”

Toda la sociedad ayuda en la crianza. Eso implica que nos servirán de apoyo pero que también nos juzgarán. Un poco como ocurre en los pueblos pequeños, la comunidad estrecha, implica que si necesitas cualquier cosa tus vecinos estarán allí, pero también estarán observando cuando llegues con dos copas de más a las 3 de la madrugada.

Y este es el mantra que me explico cuando me falla la paciencia y estoy a punto de mandar a la porra al próximo que se acerque a preguntar qué le pasa al niño cuando me monta una escandalera… Y algo ayuda.

Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    Llueven críticas | Happy Llittle Thing
    7 julio, 2017 at 7:12 am

    […] todo esto reflexiono en este post de BlogersandFamily así que  te invito a pasarte por […]

  • Responder
    Vicky Fontane Quilez
    7 julio, 2017 at 10:21 am

    Así es , sacaremos algo positivo de todo ello , (digo yo no)

    • Responder
      Judit
      7 julio, 2017 at 10:42 am

      Esa es la actitud , jaja
      Gracias por pasar y comentar. Un saludo

  • Responder
    Teacher Nerea
    7 julio, 2017 at 10:47 am

    Mira, justo sobre “guerras de madres” hablo en el post que he publicado hoy ¡qué casualidad!

    Creo que las redes sociales magnifican el problema de las críticas y saca lo peor de cada uno ¡Qué mal ejemplo para los críos!

    La tribu es necesaria, como bien dices, pero una tribu que se base en el respeto siempre.

    ¡Muy buen post!

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies