ZONA FAMILY

5 tips para educar y disfrutar del verano en familia

educar y disfrutar del verano

Llegó el veranito, los amaneceres tempranos, las siestas, las tardes eternas y las noches en la calle, al fresco. Pasamos más tiempo juntos al tener días más largos y se nota. En lo bueno y en lo malo.

Los planes en familia suelen ser una oportunidad estupenda para compartir momentos y guardarlos en la memoria de nuestro corazón. Pero también tenemos la cara B de la moneda: el exceso de tiempo juntos hace que existan más roces y las discusiones sean más frecuentes.

Por eso te traigo unos consejos para seguir con nuestra tarea de educar a nuestros hijos y disfrutar del verano.

Tips para educar y disfrutar del verano con nuestros hijos

  • Es importante que todos los miembros de la familia os encontréis a gusto durante las vacaciones y, para ello, nada mejor que sentarnos en familia para hablar y organizar los tiempos, los planes y los espacios.

Así es más fácil que todos, niños y adultos, sepamos qué vamos a hacer en cada momento. Si los niños tienen campamento por la mañana y mientras nosotros vamos a trabajar, es más fácil si todo está por escrito. Además, enseñamos a los niños a organizarse y planificar

  • Aprovechar el tiempo de vacaciones para hablar con ellos, observar sus gestos, movimientos, intereses… es una oportunidad para conocernos más, para aprender los unos de los otros y para compartir intereses, juegos y momentos de calidad.

Además, es una forma de educar desde la conexión, ya que sabremos lo que les mueve e impulsa a aprender.

  • Si nuestros hijos tienen la oportunidad de pasar tiempo con familiares seguro que todos disfrutan de una comida con primos o un paseo por la noche con los tíos, por ejemplo.

Nosotros podemos aprovechar esos ratitos para hacer planes en pareja, planes personales, deporte, leer… Vamos, que puede ser un rato en el que hijos y padres recarguemos nuestra jarra para seguir educando con amor y calma.

  • Nuestro hogar es responsabilidad de todos, así que vamos a delegar responsabilidades en las tareas del hogar para educar a las siguientes generaciones en la corresponsabilidad.

Todos, por muy pequeñines que sean, pueden hacer alguna cosita: desde poner la comida al perro, ayudar a poner los cubiertos en la mesa, preparar una ensalada de pasta, recoger la ropa, poner una lavadora, etc. Todos lo agradeceremos ahora y más adelante.

  • Disfrutemos todos, hagamos cosas por el simple placer de hacerlo, sin obligación, sin presión, sin que desde fuera haya un beneficio o recompensa.

Preparemos limonada para saborearla, bañémonos en la playa y disfrutemos del agua salada del mar, de la brisa, del sol; vayamos a la piscina y nademos, hagamos el muerto, saltemos a bomba y riamos. Riamos como los niños, con ganas, alegría e ilusión.

Como veis, son unos consejos muy sencillos, pero nunca viene mal tenerlos presentes para que en las vacaciones de verano continuemos educando a nuestros “hijitos de indias” como decía Mafalda.

¿Añadiríais algún punto más? ¡Os leo en los comentarios!

Un abrazo y gracias por estar ahí,

Ely

www.educarencalma.com

Guardar

Esto te puede interesar

No hay comentarios

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies