ZONA FAMILY

¿Comer sin gluten es más sano?

comer sin gluten es más sano

Los alimentos sin gluten no son más sanos por sí solos. Lo que es saludable es seguir una dieta equilibrada y con pocos alimentos procesados.

Podemos decir que desde hace unos años la dieta “gluten free” está de moda. En el mercado la oferta de productos sin gluten crece cada año. Como pasa con cualquier moda, además de tener sus defensores también tiene sus detractores. Basta darnos una vuelta  por los diferentes medios de comunicación para darnos cuenta de esto. Rápidamente podemos encontrar un millón de titulares sensacionalistas sobre este tema. También es cierto que si hace unos años era más fácil encontrar titulares apoyando las dietas sin gluten y se trataba el gluten como un ingrediente tóxico, en la actualidad parece que las cosas han cambiado. Ahora mediáticamente seguir una dieta con productos para comer sin gluten, sin ser celíaco es prácticamente un suicidio.

¿Pero cuánto hay de verdad en estos titulares? ¿El gluten es tóxico, es necesario o es un ingrediente irrelevante? Ante tanta contradicción lo mejor es basarse en la evidencia científica.

Según datos de FACE, un 1% de la población Europea es celíaca y un 75% aproximadamente está sin diagnosticar. La celiaquía no es el único trastorno relacionado con el gluten, a esta debemos sumarle la alergia al trigo y la sensibilidad al gluten no celíaca. 

Según un estudio publicado en 2014 la incidencia de la enfermedad celíaca se ha quintuplicado en los últimos 25 años. Otro dato real es que la mayoría de los casos son asintomáticos o no presentan la forma típica. Esto puede provocar que el diagnóstico tarde en llegar. El lapso de tiempo entre la aparición de los primeros síntomas y el diagnóstico puede ser de hasta 7 años.     

Dejando a un lado la celiaquía y los diferentes trastornos relacionados con el gluten, no hay estudios que demuestren que  comer sin gluten sea más saludable o nos vaya ayudar a adelgazar. Esto dependerá de los alimentos en los que basemos nuestra dieta.

Investigaciones de la Academy of Nutrition and Dietetics de EEUU vienen a decir que “No hay evidencia científica que respalde que una dieta sin gluten favorezca la pérdida de peso.”

Algunos deportistas también se sumaron a la dieta libre de gluten. Asegurando que mejoraba su rendimiento deportivo y su recuperación. Un estudio parecía ratificar estas afirmaciones. Pero para ser sinceros hay que comentar varios puntos:

  • El estudio se realizó con tan solo una muestra de 95 personas. Estas dejaron de tomar gluten durante 5 semanas.
  • Los parámetros que se presentaron “Sentirse menos fatigado” o “tener más energía” no son parámetros medibles.
  • Las personas que participaban sabían que formaban parte de un estudio y debían cambiar pautas dietéticas, por lo que seguramente ya esperaban obtener algún efecto con la nueva dieta.
  • Otro punto a tener muy en cuenta es que, entre otros, este estudio fue financiado por una empresa que fabrica productos sin gluten.

Otros estudios independientes no han podido demostrar relación entre una dieta libre de gluten y un mejor rendimiento.

La Universidad de Harvard presentó este año un estudio que generó mucha polémica.  Las conclusiones que se publicaron fueron básicamente que: “Dietas bajas en gluten relacionadas con un mayor riesgo de diabetes tipo 2“.

Pero realmente ¿qué nos dicen los investigadores y el estudio?

  • Geng Zong investigador del departamente de Nutrición de la Universidad de Harvard explica el objetivo del estudio. “Queríamos determinar si el consumo de gluten afectará a la salud de las personas que sin razones médicas apartes evitan el gluten”.
  • Los alimentos sin gluten a menudo tienen menos fibra y otros micronutrientes, haciéndolos menos nutritivos y también tienden a costar más.
  • En este estudio observacional a largo plazo, los investigadores encontraron que los que comieron más gluten tuvieron un menor riesgo de diabetes tipo 2 durante treinta años de seguimiento.
  • En el estudio las principales fuentes dietéticas fueron la pasta, los cereales, pizzas, muffins y pan.

Vistos estos datos podemos decir que el estudio habla de seguir una dieta basada en alimentos procesados “sin gluten”, no de una dieta a base de alimentos libres de gluten de forma natural.

Tras todos estos datos creo que podemos sacar varias conclusiones:

  1. El gluten no es imprescindible. Los celíacos y todas aquellas personas que por motivos de salud deben comer sin gluten, pueden seguir sin problemas una dieta equilibrada y cubrir sus necesidades nutricionales.
  2. Una dieta libre de gluten no adelgaza ni mejora el rendimiento. Lo que lo hace es cambiar los hábitos alimentarios y seguir una dieta más saludable sin tantos procesados.
  3. El gluten por sí solo no es perjudicial para la salud, al no ser que tengas algún tipo de intolerancia. Lo que es perjudicial y sí puede ser causa de enfermedades son los ultraprocesados.

Personalmente creo que cada uno es libre de elegir el tipo de dieta que quiera, que mejor se adapte a su estilo de vida y necesidades. Creo que es posible que haya gente que realmente se encuentre mejor siguiendo una dieta sin gluten, ya sea bien por que haya una celiaquía o una intolerancia no diagnosticada, o bien porque esta persona al iniciar una dieta sin gluten haya iniciado también una dieta más sana.

Yo debo seguir una dieta libre de gluten por motivos de salud, soy celiaca y no me queda otra. Los celíacos no debemos saltarnos nunca la dieta, para evitar así tener otros problemas de salud más graves.

 Y vosotros ¿qué opináis sobre este tema? ¿Conocéis a alguien que deba seguir una dieta libre de gluten o que la siga por iniciativa propia?

Esto te puede interesar

No hay comentarios

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies