ZONA FAMILY

El Bingo de la No Maternidad: Frases que duelen

bingo de la no maternidad

Últimamente he descubierto lo que en inglés llaman Childfree Bingo (Bingo de la No Maternidad) y me gustaría compartirlo con todas vosotras* porque, aunque la mayoría de las lectoras de Bloggers & Family sois madres, como mujeres y personas humanas creo que os interesará.

*Aclaración: Ya sé que por aquí hay también hombres, pero como minoría, permitidme que me dirija en femenino para facilitar la escritura 😉

Tengo la impresión que este Bingo de la No Maternidad os será de utilidad para conocer mejor a esas mujeres no madres (las NoMo) y empatizar con ellas y su situación. ¡Que conste que escribo desde el umor y el hamor, como siempre!

Con la intención de que identifiquemos esas frases que pueden ser molestas y las cambiemos por otras más amables.

¿Qué es el Bingo de la No Maternidad?

El formato Bingo está muy de moda en los últimos años y seguro que lo habéis visto por las redes sociales cuando el Rey da el discurso de Navidad y hay que adivinar qué palabras o frases dirá de entre una lista de citas predecibles.

Bien, pues el Childfree Bingo está compuesto por preguntas o frases que escuchamos las mujeres que no tenemos hijos y que nos hemos aventurado a confesar que, a día de hoy, nuestro instinto maternal está más apagado que una nevera en Siberia.

Son frases que nos han dicho o nos van a decir en algún momento de nuestras vidas y, dicen las malas lenguas, que hay que tomarse un chupito por cada frase que aciertes en tu Bingo así que… ¡Veamos cuántos chupitos me tomo yo hoy!

Si todas hiciéramos como tú nos extinguiríamos (¡Chupito!)

¿Yo digo que no quiero tener hijos y de repente la especie humana se va a extinguir? Gracias por tenerme en tal alta estima, querida, pero no llego a ese nivel de influencer. ¡Más me gustaría a mí!

No nos vamos a extinguir porque yo decida no tener hijos, llegado ese día creo que es más probable que nos extingamos por una bomba nuclear o por falta de oxígeno en la Tierra. Así que menos dramas my friend.

 

Algún día cambiarás de opinión y será demasiado tarde (¡Chupito!)

Tengo dos preguntas para ti:

  1. ¿Desde cuando adivinas el futuro?
  2. Y… ¿La bola de cristal te la has comprado en Aliexpress?

A ver, tú no eres yo y mucho menos puedes ser mi yo del futuro. Ni yo misma puedo ser mi yo del futuro. ¿Cómo vas a saber tú lo que yo voy a pensar o sentir de aquí a diez años? ¡Yo no sé ni lo que voy a pensar o sentir de aquí a diez minutos!

Así que gracias por preocuparte por mi sufrimiento futuro pero me encantaría que te alegraras por mi decisión del presente y me apoyaras.

 

¿Es que no te gustan los niños?

Tener hijos no es cuestión de gustos, darling. A mí me encantan los niños, me parecen inteligentes, espontáneos, alegres… Y me encanta que los demás tengan hijos, sobretodo aquellas personas que admiro porque, en parte, tengo fe en que los educarán para que hagan del Mundo un lugar mejor.

Así que, lo creas o no, hay muchas personas que adoran a los niños de su alrededor pero que, simplemente, no quieren tener hijos propios.

 

¿Quién cuidará de ti cuando seas mayor?

Pues seguramente me cuidaran los mismos que a ti: el personal de alguna residencia de ancianos. O, con suerte, algún robot especializado en cuidados a la tercera edad.

Yo creo que tener a alguien que te cuide cuando seas mayor nunca debería ser una razón para tener hijos. Me parece egoísta porque estarías hipotecando una vida que no es la tuya. Recuerda que aunque tú le hayas dado la vida a esa persona, en el momento en que nace deja de ser tuya, es del mundo y de sí misma. Tú la acompañarás hasta donde puedas y ella decidirá si hace lo mismo o no.

Así que no te preocupes por mi vejez, seguramente nos encontremos en la resi para jugar al parchís (o, con suerte, al Magic Maze).

 

Es una experiencia maravillosa y es una pena que te la pierdas (¡Chupito!)

Si tengo que ser sincera, esta es una de las frases que menos me molesta porque la persona que la dice está enamorada de su rol de madre (o padre) y lo encuentra tan bueno que lo desea también para mí.

Pero aunque la intención sea buena… No sientas pena por mí, querida. Hay muchas experiencias maravillosas en la vida que seguramente voy a perderme como, por ejemplo, hacer puenting, nadar entre tiburones o ir a un concierto de Los Beatles. Pero seguro que tendré otras experiencias igualmente maravillosas que me marcarán y que harán que sea de lo más feliz. Recuerda que es mi decisión y que yo busco mi propia felicidad así que… Nadie mejor que yo puede saber cómo hacerme feliz a mí misma. (Obvio, ¿No?)

 

Serías una madre estupenda. Alguien como tú debería tener hijos (¡Chupito!)

Esta frase es del mismo estilo que la anterior porque también nace de una buena intención y de querer elogiar a esa loca que ha decidido no tener hijos.

Pero, again, la buena intención no quita que sigue siendo una frase desafortunada y a evitar.

En primer lugar, todas somos mejores madres cuando no somos madres así que es muy posible que me veas con buenos ojos porque, precisamente, no tengo hijos.

Y, en segundo lugar, mi rol como persona y mujer no se reduce a ser madre por lo que me encantaría que me dijeras que soy una tita estupenda, una amiga estupenda o, incluso, una educadora estupenda. Tres roles con los que sí que me identifico naturalmente.

 

¿Y si tus padres nunca hubieran tenido hijos?

Pues yo no existiría y, por lo tanto, no estaríamos teniendo esta *!?¿% de conversación. Fin de la cita.

 

¿Es que tienes algún trauma infantil?

Esta frase la he dejado para el final porque me parece el colmo de los colmos. Es el reflejo de una sociedad donde la maternidad y la paternidad forman parte de la “normalidad” y la no ma/paternidad forma parte de la excepción. Una excepción que, por supuesto, tiene su origen en algún problema mental porque, como todos sabemos, el objetivo de una mujer es reproducirse… Me erizo como un gato al escuchar cosas así.

Por suerte, a mí no me han dicho nunca esta frase y espero que a nadie se le ocurra porque mi respuesta no va a ser nada amable. Avisados están.

 

Y con esta frase finalizamos el bingo de la no maternidad de hoy con un recuento de ¡4 chupitos por mi parte!

Hay muchas frases más que he oído yo misma o que me han contado… Pero como primer bingo vamos a ir cerrando que se nos está haciendo tarde!

Gracias por leer hasta el final y recordad que estaré encantada de leer vuestros comentarios con opiniones, recomendaciones o críticas constructivas.

Como siempre… Hakuna Matata!

 

Photo by: Photo by Brooke Cagle

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    Papás casi primerizos (Lídia)
    20 noviembre, 2017 at 12:12 pm

    A la gente se le está yendo la olla con esto de la opinología…y lo de extinguirse..por favor, si hay sobrepoblación!! En fin, a mí todas me parecen desafortunadas, aunque reconozco que cuando era más joven le había dicho a alguna lo de que es una experiencia maravillosa, porque para mí lo es. Pero con el tiempo he aprendido a ser más empática y no meterme con las decisiones ajenas ni imponer que mi manera de vivir es la mejor ni la única. Un post necesario, con humor y muy bueno!

    • Responder
      Born To Be Pank
      21 noviembre, 2017 at 8:06 am

      Hola Lidia!
      Gracias por tu empatía! Y todo con humor y amor se puede hablar 🙂
      Nos leemos!

  • Responder
    Nica
    25 noviembre, 2017 at 8:26 pm

    Yo añadiría el….pero si te quedan muy bien! ese es mi preferido.

    • Responder
      Born To Be Pank
      29 noviembre, 2017 at 8:55 pm

      Sí! Ese también! Como si los niños fueran un pantalón….
      Lo apunto para ampliar el bingo!

  • Responder
    brgitte
    8 diciembre, 2017 at 7:38 am

    Gracias por este post Cati.Permite ver las cosas desde otra perspectiva,porque las que somos madres porque la experiencia es transformadora para bien (y mira quien te lo dice fácil no es…)pensamos equivocadamente que todas tienen que vivir esta experiencia… debemos de ser más prudentes a la hora de abrir la boca y más respetuosos de las decisiones u opiniones de los demás. Empezando por aquí y cambiando la educación puede que ya no seas una extraterrestre jajaja, ser minoría siempre es difícil.
    Digamos que está más “aceptado” que alguien quiera tener hijos y no lo contrario y recurra al método que sea para ello. Dos 2 posturas diametralmente opuesta. Esto merece mucha reflexión….

  • Escribe una respuesta

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies