ZONA FAMILY

Las clasificaciones PEGI de los videojuegos

Calificaciones PEGI de los videojuegos BAF

En las navidades de 2016, la madre de un compañero de mi hija mayor (tenían 10 años por aquel entonces) se negaba a comprar un videojuego que su hijo había puesto en la carta a los Reyes Magos. Aquel juego concreto era el “Grand Theft Auto” más conocido como GTA.

Por si no sabéis de qué juego se trata os dejo un extracto de la descripción de su última versión:

En medio de la confusión, tres criminales muy diferentes barajan sus probabilidades de supervivencia y de éxito: Franklin, un estafador callejero en busca de oportunidades de verdad y mucho dinero; Michael, profesional ex convicto, cuyo retiro no es tan prometedor como él hubiera esperado; y Trevor, un maníaco violento motivado por la posibilidad de encontrar drogas baratas y el próximo atraco importante. Agotadas las opciones, esta banda lo arriesgará todo en una serie de atrevidos y peligrosos atracos que marcarán sus vidas.

Si habéis comprado videojuegos en los últimos años, sabréis que todos llevan una pequeña etiqueta con un código con las clasificaciones PEGI de los videojuegos, que empieza por PEGI y después va un número que puede ser: 3, 7, 12, 16 o 18. Ese número en concreto especifica la edad a partir de la cual se considera apto el juego. Este juego en concreto, lleva una etiqueta en rojo que marca PEGI18.

Pero para que conozcáis un poco mejor este juego en concreto os dejo uno de los vídeos que circulan sobre él:

Si tú eres de mi estilo de madre o de padre, has visto el vídeo, leído la sinopsis y visto que el juego está claramente clasificado para mayores de 18 años, seguramente le dirás a tu hija o hijo que el jueguecito en cuestión no lo van a traer los Reyes Magos, ni será un regalo de cumpleaños a no ser que sea el de su mayoría de edad.

Vale, admito que a los 16 o 17 años no son como éramos nosotros de jóvenes y que si juegan a él no se van a escandalizar por los tacos y las escenas violentas. Lo que no encuentro normal es que jueguen niños de 10 y 12 años. Hay algo que no estamos haciendo bien. Ya no sólo por darles acceso a toda una serie de vocabulario que no necesitan aprender, sino porque el juego es extremadamente violento y además a las mujeres no es que se las trate con demasiada amabilidad. ¿Esos son los valores con los que queremos que crezcan nuestros niños?

He puesto de ejemplo este juego porque es uno de los más conocidos, pero como este hay muchos más. El problema ya no es la violencia o no, sino la adicción que están desarrollando a muy tempranas edades. Además, hoy en día la gran mayoría de juegos pueden jugarse online, así es que no hace falta ya ni quedar con tus amigos físicamente, porque se reunen con ellos en la virtualidad y pueden pasarse horas y horas jugando.

Yo he jugado a videojuegos, no he sido una “viciada” pero sí he jugado bastante en mis años más jóvenes. Ahora juego a juegos de baile con mis hijas y también tengo juegos en mi móvil. Con todo esto quiero decir que el problema en sí no son los juegos, sino el mal uso que se hace de ellos y el darles acceso a juegos que no son aptos para la edad en la que están. O el permitirles jugar sin límite. Pero eso, ya es cosa de cada padre.

Para más información os dejo el enlace al post de Vigopeques sobre este juego.

Por si no tenéis muy claro que significan las clasificaciones PEGI de los videojuegos, ni los símbolos extra que aparecen en las caratulas, a continuación os los detallamos:

PEGI 3

El contenido de los juegos con esta clasificación se considera apto para todos los grupos de edades. Se acepta cierto grado de violencia dentro de un contexto cómico. El niño no debería poder relacionar los personajes de la pantalla con personajes de la vida real, los personajes del juego deben formar parte exclusivamente del ámbito de la fantasía. El juego no debe contener sonidos ni imágenes que puedan asustar o amedrentar a los niños pequeños. No debe oírse lenguaje soez.

PEGI 7

Pueden considerarse aptos para esta categoría los juegos que normalmente se clasificarían dentro de 3 pero que contengan escenas o sonidos que puedan asustar.

PEGI 12

Pueden incluirse los videojuegos que muestren violencia de una naturaleza algo más gráfica hacia personajes de fantasía y/o violencia no gráfica hacia personajes de aspecto humano o hacia animales reconocibles, Así como los videojuegos que muestren desnudos de naturaleza algo más gráfica. El lenguaje soez debe ser suave y no debe contener palabrotas sexuales.

PEGI 16

Esta categoría se aplica cuando la representación de la violencia (o actividad sexual) alcanza un nivel similar al que cabría esperar en la vida real. Los jóvenes de este grupo de edad también deben ser capaces de manejar un lenguaje más soez, el concepto del uso del tabaco y drogas y la representación de actividades delictivas.

PEGI 18

La clasificación de adulto se aplica cuando el nivel de violencia alcanza tal grado que se convierte en representación de violencia brutal o incluye elementos de tipos específicos de violencia. La violencia brutal es el concepto más difícil de definir, ya que en muchos casos puede ser muy subjetiva pero, por lo general, puede definirse como la representación de violencia que produce repugnancia en el espectador.

Los símbolos extra

Lenguaje soez
El juego contiene palabrotas.
Discriminación
El juego contiene representaciones discriminatorias, o material que puede favorecer la discriminación.
Drogas
El juego hace referencia o muestra el uso de drogas.
Miedo
El juego puede asustar o dar miedo a niños.
Juego
Juegos que fomentan el juego de azar y apuestas o enseñan a jugar.
Sexo
El juego contiene representaciones de desnudez y/o comportamientos sexuales o referencias sexuales.
Violencia
El juego contiene representaciones violentas.
En línea
El juego puede jugarse en línea.
Espero que esta información os sirva a la hora de identificar qué juegos pueden ser o no adecuados para vuestros hijos. Yo, de momento, me seguiré ciñendo a los que son aptos para su edad. Porque tampoco quedan tantos años para que lleguen a los 18 y ya tengan acceso libre a todo lo que quieran. ¿Tú qué opinas?

Esto te puede interesar

No hay comentarios

¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies