ZONA FAMILY

Trabajar desde casa y conciliar

conciliación trabajando desde casa

En este post te quiero hablar de por qué tomé la decisión de dejar mi trabajo de funcionaria para trabajar desde casa y conciliar mi vida laboral y familiar.

He decidido hablar de este tema, porque he visto que no soy la única con esta inquietud sumado a todo lo que te remueve cuando eres mamá. Porque hay muchas mamás que odian sus horarios y sus desplazamientos y les encantaría estar en casa con sus niños y criarlos ellas. O mamás solteras que no encuentran trabajo y necesitan ingresos.

Conciliación, solo existe en el diccionario

En España, andamos a la cola en medidas de conciliación, en el 2017 se introdujeron cambios en la Reforma Laboral con respecto a la conciliación laboral y familiar, como los criterios para la reducción de jornada, el permiso de paternidad pasó a 4 semanas… pero son insuficientes.

Solamente el permiso de paternidad en Bruselas es de 4 meses, más que aquí el de maternidad.

Para muchas familias es una odisea, porque no quieren renunciar a tener niños o no quieren traer niños a este mundo y directamente pasarlos a terceras personas para que los eduquen y críen. Yo soy una de ellas.

Luego se quejan de que la natalidad en España no aumenta. ¡Señores, no nos dejan tener niños! Y digo señores porque todos sabemos que la mayoría son señores, los que deciden por nuestros derechos y deberes.

Equiparar las bajas de paternidad y maternidad, para mí es poner un parche para que las empresas contraten a mujeres, pero no soluciona nada con respecto al bienestar del bebé y de la madre, que con 16 semanas debe dejarlo.

Hay madres que no necesitan tantas semanas y es respetable, pero la mayoría sí las necesitan.

También tenemos reducciones de jornada sin remunerar y excedencias… entre otras “soluciones”, la última es la que yo he elegido junto con reinventarme.

Excedencia + reinvención

Trabajar desde casa y vivir de internet eran dos frases que no hubiera pensado que saldrían de mi boca.

Mi vida y mis estudios siempre han girado en torno a la educación, siempre ha sido mi pasión.

Por eso hice mi diplomatura en magisterio, me presenté a las oposiciones y conseguí la plaza en el año 2009, me licencié en antropología…

Todo el mundo pensaba que ya había conseguido todo lo que necesitaba y que debía ser súper feliz con ello.

Pero no era así, mi trabajo me encantaba, pero vivía a muchos kilómetros de mi ciudad y eso no me gustaba nada.

Además mis horarios junto con desplazamientos tampoco me gustaban mucho, a esto le tengo que sumar que me quedé embarazada.

En ese momento tenía claro que no quería vivir donde estaba, pero mi situación no podía cambiar, por lo que pensé que la única opción era cambiar de trabajo.

Por qué dejar mi trabajo como funcionaria

Mis objetivos particulares y lo que me motivaba a dar este paso eran tres:

  • Vivir en mi ciudad de toda la vida
  • Poder trabajar en algo que también me gustaba y del modo que me gusta.
  • Y finalmente al llegar mi hija, estar con ella todo el tiempo posible.

Parecerá una locura ¡una funcionaria pensando en cambiar de trabajo! Pues si y gracias a un blog sobre oposiciones de maestros que comencé en el año 2011, vi la luz que necesitaba.

Este blog lo comencé como hobby escribiendo cuando podía sin mayores pretensiones.

Solo ayudando desde mi experiencia a opositores que estaban en la misma situación que yo había estado años atrás.

Mis lectores empezaron a pedir servicios que les pudieran ayudar.

Le di vueltas muchas vueltas y tomé la decisión, ahora pienso que debería haberlo hecho antes.

Por si fuera poco, a raíz de esto, decidí crear otro blog sobre maternidad y crianza respetuosa, ya que en esta nueva etapa estaba aprendiendo muchísimas cosas que mujeres y mamás de mi alrededor no sabían ni entendían.

Comencé a formarme en pedagogía Montessori, en Disciplina Positiva… a ver la vida de otra manera que hasta ese momento no había visto ni imaginado.

Qué necesito para dar el paso

Cada día me encuentro con alguna mamá trabajadora fuera de casa, que me pregunta cómo lo hago, cómo lo hice para poder dejar un buen trabajo y vivir de un blog.

Por supuesto a base de trabajar y echar horas, pero al fin y al cabo estoy en casa con mi niña.

trabajar desde casa y conciliar

A veces parece fácil, no lo es, porque la niña no va a ninguna escuela infantil, por lo que a veces me toca “abrir” la oficina en horario nocturno, pero merece la pena.

Simplemente piensa qué te gusta hacer o en qué eres buena.

Con paciencia y corazón, sobre todo para aprender conceptos nuevos que nunca habrás oído, pero todo se puede aprender, poco a poco verás los resultados.

Al principio es todo cuesta arriba, porque es complicado “reinventarte” en un sector que no conoces ni dominas.

No tenemos por qué renunciar a nada, ni a realizarnos como mujeres trabajadoras ni a la maternidad, al menos que tengamos más opciones en nuestra mano.

Lo que ocurre es que muchas veces no quieren que sepamos como “conciliar” tan bien.

Tengo la esperanza de que pronto podamos equipararnos a otros países, así las mujeres dejaremos de ser vistas como una lacra para muchas empresas, jefes, etc.

Espero que este artículo haya dado el empujón a muchas mamas que lo tenían en mente y que a las demás, por lo menos, les haya abierto una posibilidad más en la que pensar.

Si tienes cualquier pregunta, puedes dejarla en comentarios o ponerte en contacto conmigo.

¿Habías pensado en esta opción? ¿Te gustaría trabajar desde casa y vivir de internet?

Esto te puede interesar

No hay comentarios

¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies