ZONA FAMILY

Normas para subir fotos a Instagram (si eres adolescente)

Normas para subir fotos a Instagram

Y la adolescencia llegó. Y con ella saltarme una de mis normas y permitir que mi hija tenga acceso a una de las redes sociales del momento: Instagram. Es más, creo que para ellos es la red estrella con mucha diferencia. La usan como chat, para conocer a los amigos de sus amigos (sobre todo en este punto en que aún no pueden salir a pasear a su antojo y donde les dé la gana) y para seguir a sus ídolos (supongo que para algo más, pero estos tres creo que son los principales objetivos).

Y cuándo digo ídolos, olvidaos de cantantes o actores de moda (bueno, alguno sí siguen), porque el tipo de gente al que siguen son: youtubers, instagramers y musers. Ah ¿que no sabéis lo que son musers? Pues son los que tienen cuentas de Musical.ly con muchos seguidores. Os dejo el enlace a una de las cuentas más famosas a nivel internacional y una a nivel nacional (los enlaces son a YouTube porque la aplicación es sólo para móviles y tablets).

Pero entremos en materia. Ahora que tiene su cuenta (vinculada a un correo mío y a mi teléfono) me saltan sus notificaciones y veo que se pasan la vida haciendo directos (encima ahora se pueden hacer directos con otra persona y eso ya es la bomba) y enviándose mensajes. Lo mejor es cuando me pide el móvil y se deja la cuenta abierta, voy yo detrás pensando que es la mía y aprovecho para descojonarme reírme un rato. Ya, ya sé que no está bien reírse de los hijos propios y, mucho menos, de los ajenos, pero es que no lo puedo evitar.

Otra de las cosas que he aprendido a través de ella (bueno, al ver sus fotos) es que deben existir una serie de normas (no escritas) para publicar en Instagram. Eso, o están todos poseídos por alguna fuerza exterior, porque si miras las cuentas de niñxs de edades similares, todxs publican más o menos lo mismo. He aquí mis conclusiones acerca de las normas para subir fotos a Instagram entre los adoelscentes:

No subas una foto en que se vea tu cara

Tanta preocupación por no enseñar la cara de los hijos en redes y cuando, por fin, son ellos los que deciden qué fotos subir, resulta que no suben ni una donde se les vea. Hay dos estilos que se llevan la palma:

  • Tapándose la cara con la mano (y yo que creía que el facepalm era de uso exclusivo de JM).

Adolescentes e Instagram

  • Tachando la cara (digamos que este método no es muy efectivo).

Adolescentes e Instagram

  • Mirando hacia abajo cómo si estuviesen buscando algo por el suelo (es mi preferida), a poder ser mientras el pelo les cae tapándoles la cara.

(Lamentablemente de este tipo no hemos encontrado ninguna que le gustase a la señora, porque claro, me niego a subir ninguna foto que no sea suya).

Etiqueta a tus amigos

Cuando subo una foto a Instagram en que aparezco con alguna amiga, suelo etiquetarla. O si quiero que la vea, la menciono en el texto que subo. En un grupo, pues lo mismo, se etiqueta a todo el que sale.

Mi adolescente etiqueta… a Dios y su madre (perdón por la expresión)!!!! Cada vez que sube una foto etiqueta a sus amigos, conocidos y vecinos. Y no, no es una exageración. Es más, si no etiqueta a alguno de ellos se ve cómo ipso facto el que no está etiquetado le está dejando el comentario de:

anda qué etiquetas ehhhhh??

Que yo me pregunto cómo es que lo ven tan rápido, porque si yo (y me apuesto que la mayoría de vosotras también) no tengo narices a entender el algoritmo de IG y mis fotos las ve un pequeño porcentaje de gente, ¿cómo demonios consiguen que las suyas las vean sus amigos etiquetados y los que no? Estoy por pedirle que me haga un estudio del algoritmo a ver si así consigo mejorar el alcance de mis cuentas. O mejor, darle directamente el control de ellas.

¡Ah! Y no se te ocurra etiquetar sin ton ni son… nooooooooo, que existe una norma para eso también. En el medio de la foto tiene que estar etiquetado o tu novio o tu mejor amiga. Después en las puntas etiquetan a las “personas especiales”. Continuamos con la gente a quién quieres etiquetar pero no tienen el “nivel” suficiente para estar en el medio o en las puntas (eso sí, los etiquetas a todos encima unos de otros, vamos que no tienes narices a ver a quién demonios ha etiquetado). Y por último hay un montoncito más en el que va la gente “ni fú ni fa”, esa a la que correspondes porque suele etiquetarte o porque te ha dado por nombrarla pero no pertenece a ningún grupo anterior.

(Que conste en acta que el párrafo anterior ha sido dictado íntegramente por la susodicha).

Cómo elegir tu nick de Instagram

Este punto y el próximo son los que me tienen más alucinada. A ver… Yo tengo tres cuentas de Instagram: la personal (con el nick que siempre he usado en la red), la del BAF y la de libros. Estas dos últimas llevan el nombre del blog o de algo que tenga que ver con lo que se publica en ellas.

Ellos no lo pueden hacer tan fácil. Si no usas al menos un símbolo especial o un a.k.a. (me juego lo que queráis a que no tienen ni la más remota idea de qué significa) o muchas vocales. Por poner un ejemplo, usaré el nombre de mi hija:

a.k.a.alba06 – aaaaaaaaaaaalba06 – alba_06 – aka_albaaaaa06

Cualquiera de esos formatos sería correcto. Eso cómo nombre de la cuenta de Instagram. Pero como nombre aparece o la cuenta de tu mejor amiga o la de tu novio. Y en la descripción tienes que poner a una serie de gente conocida como: meja, beffa, beffo, mejo y/o cualquier apelativo que uses para que esa persona sepa quién es. Porque claro, poner el nombre ¡NO MOLA!

Busca frases en Pinterest (o Google, o Tumblr…)

Cuando ya has subido la foto y etiquetado hasta al apuntador, toca poner un pie de foto. Pero ni se te ocurra poner cualquier cosa. Debe tener una profundidad digna de ser la envidia de cualquier poeta. Voy a abrir la cuenta de mi hija y os dejo algunas de las perlas subidas por ella o alguna de sus amigas (sin mencionar a ninguna, claro):

Que lo más serio sea reír

La culpa la tengo yo por confiar en alguien como tú

Si me jodes sin permiso, me vengaré sin aviso

Con todos me río, en pocos confío

Puedes sacar a la niña de la infancia pero nunca podrás sacar la infancia de la niña

Cada día más humana, menos perfecta y más feliz

No te ignoro, sólo te doy la importancia que te mereces

¿Qué, cómo os habéis quedado? ¿Profundo, eh? Eso sí, me he tomado la libertad de escribirlo bien y no con la cantidad de faltas de ortografía que tienen!!!

Comenta a tus amigxs con muestras de cariño

Claro, ante semejantes frases ¿qué contestas? Muy fácil, le demuestras a esa persona lo mucho que te importa con respuestas cómo:

La mejooooooooooor

Preciosaaaaaaaaaa

Te amoooooo bebé

Contigo siempre bebé, no me falles nuuuuuncaaaaaaa

Bbiiitaaaaaa, te amooooooooooo

Vamos, que cómo podéis ver, los comentarios no deben estar a la altura del texto. ¡Ah! Y se contesta cada uno de los comentarios recibidos: queda muy mal que te digan algo y tú les ignores.

Por encima de todo, postureo

Después de leer esa maravilla de textos que acompañan a las fotos y que provocan tanto amor en los comentarios, os estaréis preguntando cómo son las fotos en cuestión. Os dejo un collage y, si eso, ya sacáis vuestras propias conclusiones.

Adolescentes e Instagram

Y hasta aquí lo que ellos consideran sus pautas para subir fotos a dicha red. Porque esto es para subir fotos, pero no la usan, principalmente, para eso. Nooooo, tiene otros usos; aunque mejor os hablo de ellos otro día.

Esto te puede interesar

14 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    6 junio, 2018 at 5:16 pm

    Me gustaría poder comentar algo con sentido, pero aún tengo la mandíbula inferior a la altura del esternón, como el genio de Aladdin.
    En breve mi mayor estará en esa fase, así que iré aprendiendo de las que la estáis en todo el meollo.

    • Responder
      B&F
      6 junio, 2018 at 6:13 pm

      Lo mejor de todo es que todo lo subido y escrito ha sido revisado por la protagonista. Te puedes imaginar la cara que se me queda cada vez que sube alguna foto (aunque lo normal es subir stories y no fotos) y leo los comentarios. Hay veces que hasta lágrimas me saltan!

  • Responder
    Amaia
    6 junio, 2018 at 7:54 pm

    Me muero, me muero mucho y del todo, jajajajaja. Si antes ya me veía un poco perdida en instagram ahora directamente no entiendo nada.
    Ufff, qué miedo me da la adolescencia de mi hija.

    • Responder
      B&F
      7 junio, 2018 at 4:39 pm

      Acaba de aterrizar en esa red (tiene cuenta desde enero) y ya me da mil vueltas en muchas cosas. Van a tanta velocidad que es muy difícil seguirles el ritmo.

      No tengas miedo, en serio. En mi caso, lo que mejor funciona es el acompañar sin prohibir en extremo (hay límites, pero bien razonados de por qué). Te prometo que, de momento, el inicio de la adolescencia está siendo muy divertido y ha tenido muy pocos malos momentos.

  • Responder
    NeurasDeMadre
    6 junio, 2018 at 9:13 pm

    Lo del postureo lo sabía, lo de la moda esa de taparse la cara no tenía ni idea. Se aprende mucho de ellos, en verdad son niños mayores 🙂
    Un abrazo!

    • Responder
      B&F
      7 junio, 2018 at 4:40 pm

      Aquí nosotras preocupadas porque no se muestren depende cómo y resulta que la moda es no enseñar la cara, ¡anda que no!.

      Se aprende muchísimo, a diario, en cada situación. Realmente es una experiencia.

  • Responder
    NeurasDeMadre
    6 junio, 2018 at 9:14 pm

    Lo del postureo lo sabía, lo de la moda esa de taparse la cara no tenía ni idea. Se aprende mucho de ellos, en verdad son niños mayores 🙂
    Un abrazo!!!

  • Responder
    Vanesa Pérez Padilla
    7 junio, 2018 at 4:14 am

    MARAVILLOSA. De verdad, Amiga, tenemos que empezar a practicar el etiquetado y lo de las fotos, que me tiene loca. Me encanta enormemente que ella lo haya corregido. Muero

    • Responder
      B&F
      7 junio, 2018 at 4:41 pm

      jajajjaajja, lo de las etiquetas es LO MÁS… prometo subir una foto en breve cumpliendo dichas normas de etiquetado XDDDD

  • Responder
    Taisa 🌼 Las Aventuras de Taisa
    7 junio, 2018 at 6:06 am

    Me quedo muerta. 😂 Al menos lo de no dar datos privados lo tienen más menos claro. Y con esas cuentas cómo para encontrarles…
    Yo pensaba que los adolescentes de hoy día no usaban Instagram, por cierto.
    Y bueno mi hijo no sé qué hará cuando sea adolescente, pero a día de hoy le encantan los GIFs y los vídeos de bucle 😂

    • Responder
      B&F
      7 junio, 2018 at 4:45 pm

      Uy, con los nicks que se ponen y que no aparece, casi nunca, el nombre, es muy difícil encontrarlos. Es más, creo que ya lo hacen para que no los encontremos.

      Y se pasan la vida en Instagram, pero también te digo que subir fotos es la función que menos usan… ya os contaré, ya!

  • Responder
    Izaya Una Mamá en la Cocina
    7 junio, 2018 at 8:16 pm

    Ostras…..mega aplauso, me chifla el post, seguro que me vendrá genial para un futuro😅Madre mía la de cosas que se aprenden.

  • Responder
    Misión: Mamá Ninja
    8 junio, 2018 at 5:17 am

    Buenísimo post! Mejor que cualquiera que haya leído sobre Instagram. Cuando te de el curso del algoritmo nos lo dices? 😘Te debo algunos textos, pronto lo prometo.

  • Responder
    Brigitte
    8 junio, 2018 at 9:22 am

    No te acostarás sin saber una cosa más !!! Madre mia lo que he descubierto con tu post !!! efectivamente el término “musers” me era totalmente desconocido igual que las normas, los etiquetados uuuufff vivo en otro planeta en otra fase en el tiempo en un mundo paralelo. Da vértigo !!! Gracias por ponerme al día mi sobrino me lo agradecerá ya no seré tan tía “desfasada”.

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies