ZONA FAMILY

Homeschooling. Enseñar en casa. ¿Una moda?

homeschooling enseñar en casa

El homeschooling es el hecho de educar a los hijos en casa, fuera del sistema de educación tradicional, en los colegios. Puede parecer una moda, pero en realidad lleva siglos practicándose. Ya sea por los propios padres o por profesores o tutores. Los motivos a nivel histórico venían dados por el lugar de residencia, por ejemplo, el estatus social, la religión, etc. Pero, en pleno siglo XXI todavía hay muchos padres que deciden no escolarizar a sus hijos, y llevar a cabo su enseñanza, en casa.

 

Para poder hablar de ello, me he puesto en contacto con Azucena Caballero. Ella es madre de tres hijos escolarizados en casa. Co- directora y fundadora de PEDAGOGIA BLANCA. Azucena es experta en aprendizaje creativo, adolescencia, educación disruptiva, métodos dinámicos (lapbooking, workboxes, proyectos) y edupunk. Además es Licenciada en Geografía e Historia , profesora, conferenciante y madre homeschooler. Empresaria, coach de madres emprendedoras y experta en productividad y gestión del tiempo. Entre otros, ha escrito el libro RESPUESTAS Y REFLEXIONES DE UNA MADRE HOMESCHOOLER.

Definir el homeschooling es tan simple como decir educar en casa. No mandarlos a una escuela presencial. Nos explica Azucena que se puede hacer de múltiples formas, ya que hay tantos métodos como familias. Hay quienes siguen exclusivamente los intereses del niño, quienes se apoyan en métodos pedagógicos concretos, y quienes escogen aquello que más les sirve de distintos métodos y distintas pedagogías y crean su propio método ecléctico. Además hay familias que educan en casa por libre y otras que de apoyan en escuelas a distancia. Hay muchas formas de hacerlo.

A la pregunta de que si ellos siguen algún patrón en concreto, Azucena nos cuenta que ellos tienen tres hijos y que cada uno de ellos es diferente, así que ellos han seguido, por un lado, los intereses de cada uno, y que obviamente eran distintos en cada uno. Además han querido que sus hijos tuvieran formación en algunas materias que consideraban esenciales para su desarrollo y para poder acceder luego a formación superior. Así es que han combinado por un lado las materias convencionales escolares y por otro lado el acompañamiento de sus intereses y de sus propios objetivos.

Azucena valora su experiencia como muy positiva. Les ha permitido desarrollar una relación muy estrecha, de mucha confianza, mucho cariño y mucho respeto con cada uno de sus hijos. Y han podido acompañar a cada uno en aquello que más le ha interesado en cada momento.

Veamos su experiencia con sus hijos.

Su hijo mayor está ahora terminando su tercer año universitario. Pudo estudiar lo que quería y en el centro que él quería. Vive en una gran ciudad compartiendo piso, tiene amigos, estudia, trabaja… Sus padres sienten que el objetivo está cumplido, acompañar a un ser humano a lo largo de su infancia para que se convierta en un adulto capaz, independiente y feliz. Para ellos como padres, fue un momento maravilloso cuando tras un proceso de educación en casa desde los 4 hasta los 18 años, pudo acceder a un centro de formación superior de alto nivel internacional. Fue como si les tocara la lotería, aunque saben que se debió al esfuerzo, enfoque y dedicación de su hijo para lograrlo. La sensación fabulosa y explosiva como cuando tras un esfuerzo enorme logras tu sueño.

Su hijo mediano al cumplir los 16 años pasó a un centro presencial ya que quería estudiar teatro y música. Su integración ha sido cómoda, fácil y fluida. Se integró rápidamente , hizo amigos y se echó novia. Los informes de sus profesores son positivos y la previsión de las notas que va a sacar son buenas, por lo tanto sus padres están contentos con la decisión tomada, y se reafirman en que entrar al colegio más tarde es más positivo.

En casa aún les queda su hija pequeña que tiene 12 años. Y de momento, siguen la misma línea que con sus otros hijos, y están satisfechos.

En el ámbito social, han procurado siempre que sus hijos tuvieran acceso a actividades diversas y a muchos tipos de niños y personas, con una actitud proactiva y fomentando que participen en las actividades que han querido probar. Manteniendo una política de puertas abiertas en el hogar para que pudiese ir la gente, procurando experiencias enriquecedoras en muchos sitios y con personas muy diversas.

Según Azucena, y basándose es su experiencia personal, los niños que se han educado en casa suelen tener más habilidades sociales (con excepciones) y maduran un poco antes. Ellos están encantados con la experiencia.

A la pregunta de que dice la legislación española al respecto, Azucena nos cuenta que la ley en España no dice absolutamente nada sobre la educación en casa. No está contemplada. Para la legislación española es un tema que no existe, por lo tanto ni lo regula ni lo facilita, e incluso en muchos casos, lo reprime.

Por un lado no está explícitamente prohibido y la Constitución Española en su artículo 27 reconoce la libertd de educación, al mismo tiempo que el código civil deja clara la obligación de los padres de proveer de formación integral (art. 154) a sus hijos, pero la ley educativa establece que la educación se llevará a cabo durante 10 años de escolaridad. Esa escolaridad depende al final de la interpretación que le dé el juez, si el juez considera que esa escolaridad es presencial, o si puede ser a distancia, o si puede ser una escolaridad alternativa dentro del hogar.

Hoy por hoy los jueces consideran que la escolaridad ha de ser presencial, o si no presencial, si controlada por el Ministerio de Educación. Este ministerio tiene un centro de educación a distancia para familias itinerantes, españoles residentes en el extranjero o con características peculiares que impiden a un niño ir al colegio.

Así que con la ley en la mano y dependiendo de un juez, no es una opción fácil. Si vas a juicio el juez te puede obligar a escolarizar. Azucena nos cuenta que para ella, vale la pena intentarlo porque muchas familias nunca tienen problemas y en cualquier caso, el tiempo que tu hijo esté fuera del sistema educativo te va a servir de mucho, le va a dar al niño mayor seguridad en sí mismo, le va a reducir o eliminar el estrés que a muchos les provoca el colegio, le va a dar herramientas internas que si algún día necesita le van a servir, será más autónomo, estará más acostumbrado a aprender otras cosas por sí mismo, etc.

Y todo esto es tan positivo que los padres homeschooler creen que vale la pena. Y si finalmente toca que tus hijos tengan que ir a un colegio, como dice Azucena, “que te quiten lo bailao”.

La escolarización en casa debería ser una opción más, igual de respetable y fácil de llevar a cabo, como cuando escoges colegio laico o religioso, por ejemplo. La ley debería contemplar esta opción como una más, y que cada familia pudiera escoger la que mejor se adaptase a ellos. Pero después de hablar con Azucena, veo que aún queda mucho camino por recorrer.

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Brigitte
    8 junio, 2018 at 9:44 am

    Un tema interesante. En otros países parece más “fácil” y natural que algunos padres elijan esta alternativa de educación frente a la escolarización. Hace ya muuuuchisimos años + de 30 tendría unos 11 si no recuerdo mal y en Francia donde vivía entonces, a mitad de curso se incorporó una niña alemana después de toda una infancia educada en casa. El recuerdo que me deja es de una niña inteligente, respetuosa,tranquila, madura y que pintaba como jamás hubiese imaginado. Cuando puntualmente se hacía algún trabajo de arte, estaba en su elemento feliz , feliz, feliz y ayudándonos a los demás para mejorar nuestros trabajos. Con tu post me ha vuelto a la mente un muy buen recuerdo. Como padres se tiene que tener mucha confianza, constancia y preparación. Personalmente no creo que fuera capaz llevarlo a cabo.
    Un saludo.Brigitte

    • Responder
      Yolanda
      8 junio, 2018 at 8:33 pm

      Muchas gracias por tu testimonio. Un fuerte abrazo!

    ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies