ZONA FAMILY

Adolescentes etiquetando sus relaciones

Adolescentes etiquetando sus relaciones

No sé cuántas charlas he oído (presenciales o en YouTube) sobre el peligro de etiquetar a los niños en su infancia. Una de las que más me gustó, fue la que dio Alba de Realkiddys en un Gestionando Hijos en Barcelona.

Imagen de previsualización de YouTube

Nunca me ha gustado etiquetar a mis hijas. Que una de ellas sea más tímida que las demás, no la convierte en “la tímida”. Es más, estoy completamente de acuerdo en que etiquetarlos provoca daños que luego no son tan fáciles de revocar.

Así que, cómo podréis imaginar, he intentado no caer en ese error durante todo este tiempo. Bueno, en realidad sigo sin hacerlo. Pero ¡sorpresa! Las niñas crecen y son ELLAS las que empiezan a etiquetar a sus compañeros.

Tipos de etiquetas entre adolescentes

No me refiero a etiquetas negativas (que, lamentablemente, de esas también hay) sino que lo hacen según el tipo de relación que tengan con esa persona. Siempre es entre su círculo de amigos más cercanos, y se encargan de que todo el mundo sepa qué tipo de relación les une. Os pongo algunos ejemplos de adolescentes etiquetando sus relaciones:

  • Meja: Mejor amiga. Es el grado máximo de amistad. Tu mejor amiga, aquella en la que confías plenamente y le explicas todas tus penas y alegrías (os recuerdo que mi hija mayor y sus “amigos” tienen 12 y 13 años).
  • Mejo: Mejor amigo. El equivalente masculino. Porque parece ser que, por fin, vamos enterrando ese estigma de que un hombre y una mujer no pueden ser mejores amigos.
  • Beffa: Muy amiga, pero no llega al grado de mejor amiga.
  • Beffo: Muy amigo.
  • MAD: Mejor amiga o amigo en la distancia. Que la distancia pueden ser 2 km.; vamos, que no esperéis que llamen así a l@s amig@s que dejó en el pueblo este verano a 500 km. de distancia.
  • Hermeja: Esa amiga que es casi como tu hermana. Lo que en inglés es “sister from another mother”.
  • Hermejo: Más de lo mismo, pero en masculino.

A partir de aquí, ya empiezan lo que son motes varios, la mayoría de ellos referidos a alguna característica física o bien completamente inventados.

No sé si habéis oído alguna vez (sobre todo en películas o series americanas) la palabra nigga o nigger. Si buscáis su significado veréis que saltan las alarmas de palabra altamente ofensiva. Es más, es considerada uno de los peores insultos del idioma. Pero eso sólo si quién la pronuncia es un blanco. Entre personas de raza negra sí se lo pueden decir (supongo que, cómo todo, según la intención).

¿A qué viene esto? Pues es que entre ellos sí pueden resaltarse características que otros podrían considerar ofensivas: mi culona, mi pequeña (si es bajita), mi gordi,.. Claro que en ningún momento usan la palabra con ninguna intención dañina, pero me sigue sorprendiendo que se usen ese tipo de motes.

Etiquetas en la adolescencia. Bloggers & Family.

¿Por qué no me gustan esas etiquetas?

Primero, porque soy de las que cree que no hay que etiquetar las cosas. Así de simple. Y sí, tengo amig@s y mejores amig@s, pero les sigo llamando por su nombre. Y les llamaba por su nombre hace 30 años.

Segundo, por lo que he visto el mote solo lo puede tener UNA persona. No entienden que amig@s puede haber much@s, tanto mejores, como no tan mejores. Esto nos ha traído un gran disgusto este verano y mi hija mayor ha aprendido la lección, pero eso os lo cuento otro día.

Tercero, porque necesitan hacerlo público constantemente y me chirría que algo que se tiene que proclamar a todas horas, acabe bien.

Y podría continuar pero es que me nubla mi visión de adulta. No me entra en la cabeza que se necesite definir tanto una relación y, mucho menos, la posesividad que implican algunos de esos motes. En breve os explicaré qué consecuencias ha traído el temita de los motes.

Esto te puede interesar

No hay comentarios

¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies