Blog

Maternidad perfecta ¡la culpa es de Instagram!

maternidad perfecta
No me siento identificada con el estereotipo de madre que nos venden hoy en día. Con el estereotipo de madre perfecta de Instagram, con la casa impoluta, el look perfecto y los niños peinados. La maternidad perfecta de Instagram ni me representa ni me la creo. No cuela.

La maternidad real tiene momentos de caos. Tiene juguetes tirados por el suelo y ropa sin plegar. Tiene madres en chándal y moño con manchas en la ropa. Tiene a niños despeinados con arena en las manos y mocos en la nariz.

Puedo entender que se muestre solo esta cara de la moneda, la de los momentos bonitos y perfectos de la maternidad perfecta. Es lo que vende. Las sonrisas venden, los niños guapos venden y las madres guapas venden. Visualmente hay mucha calidad artística en muchos perfiles de las redes sociales, eso es innegable. Pero el problema de mostrar solo esta cara de la maternidad, esta maternidad idílica y perfecta, surge cuando miles de madres -en las que me incluyo- están inmersas en el caos de su maternidad y se comparan con estas madres perfectas. Entonces nos frustramos. Y aparece la culpa, la maldita culpa.

Hoy en día hay mucha información disponible sobre maternidad y crianza. Existen numerosas publicaciones dedicadas a  temas educativos, con la crianza con apego y los métodos de enseñanza alternativos en la cabeza. Y eso es perfecto, porque ya tocaba revisar los modelos educativos tradicionales y mirar a la infancia con más respeto. Es maravilloso que padres y madres se planteen cuál es la mejor manera de educar a sus hijos, y cómo pueden mejorar en su rol. Pero, en mi opinión, creo que lo estamos llevando un poco al extremo. En muchas ocasiones nos estamos dejando de escuchar como mujeres, y estamos poniendo como modelos perfiles de las redes que -permitidme ser escéptica- poco tienen de realidad.

maternidad perfecta

Madres del mundo, los niños lloran. Y se enfadan. Los más pequeños tienen rabietas. Todos. Repito, todos. Y si no lo hacen yo me preocuparía. Los niños se ensucian, mucho. Y si no lo hacen es que no juegan ni experimentan. Y los hermanos se pelean, a menudo. Es lo más natural.

Las madres no somos robots programados. Somos personas, y no somos perfectas. Nos equivocamos. En ocasiones perdemos los nervios y gritamos. Tenemos días malos, momentos en los que estamos cansadas. Y no pasa nada. Nada. Fuera esa culpabilidad.

Me entristece ver que a veces la maternidad parece una competición, una competición por ver quién tiene la casa mejor decorada o quién tiene los juguetes más Montessori. Estoy segura de que cada foto de estos perfiles perfectos está estudiada y preparada, y que detrás está la montaña de ropa fuera del alcance de la cámara. Y ojo, no vengo a criticar esto, no me representa, pero lo respeto. Vengo a decirte a ti, madre normal y corriente que te ves abrumada por tu día a día, que no te creas nada de lo que te venden, y que lo estás haciendo bien. Que si hoy sientes que no has dado lo mejor de ti como madre, mañana será un día mejor. Tienes derecho a estar cansada, a poder decirle a tus hijos “Hoy estoy muy cansada y no me apetece jugar”. Y como dice una persona muy sabia: “Abraza el caos”.

¡Menos Instagram y más tierra en las manos!

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Brigitte
    31 octubre, 2018 at 8:00 am

    Buen post. Gracias por recordarnos que somos humanos y ser feliz no implica ser perfecto, porque a veces esta perfección daña. Claro que estos perfiles tan ideales son los de madres pero no solo eso. Son de madres que tienen un negocio y unos ingresos que depende de la calidad de las fotos de lo que se dice y como, donde todo está planificado y estudiado. En la maternidad “no comercial “nada de eso. Sus hijos se constipan digo yo, vomitan y les sangrará de vez en cuando la nariz poniendo medía casa perdida con lo escandalosa que es la sangre. Pero eso no se expone…el mundo virtual aleja de la realidad. Disfrutemos de nuestros hijos y efectivamente fuera culpabilidad.

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies