ZONA FAMILY

¿Queréis ser mis padrinos? 4 ideas creativas para pedirlo

padrinos

¿Ha llegado el momento de elegir a los padrinos de tu hijo/a y no sabes cómo hacerlo? ¿Te han pedido ser madrina o padrino y no sabes qué tienes que hacer?

Pues si la respuesta es sí a alguna de las dos preguntas… estás en el artículo adecuado, porque vamos a hablar de la figura del padrino y la madrina en la vida de los ahijados y te voy a dar ideas para hacer una petición creativa.

¡Empezamos!

 

¿Qué es ser padrino o madrina?

El origen del padrino o la madrina es religioso cristiano y servía para designar a aquellas personas que acompañaban en el bautismo a algún hijo de familiar o amigo con quien se tenía una deuda. De esta manera, pagaban un tributo voluntario a la familia y el hijo o hija apadrinado pasaba a ser ahijado del padrino o de la madrina.

La evolución de estas figuras durante los años ha hecho que, a día de hoy, no sea necesaria ninguna vinculación religiosa ni económica entre padrinos y sus ahijados. Se ha traspasado ese contexto y se ha extendido a la sociedad general por lo que podemos encontrar niños y niñas con padrinos y madrinas sin ni siquiera estar bautizados.

Los padrinos y las madrinas actuales son personas importantes en la vida de quien los elige y entre ellos pueden tener un vínculo tanto familiar como de amistad. En España, por tradición, los padrinos suelen ser los tíos del bebé o los mejores amigos de los padres del bebé.

Elegir a alguien como padrino o madrina es una invitación a formar parte de tu círculo familiar más estrecho, es afianzar aún más una relación de confianza y es, en definitiva, confiarle tu familia a otra persona.

madrina

Las funciones del padrino y la madrina

Cuando alguien es escogido padrino o madrina de un niño/a, se espera de él o ella que cuide al pequeño, lo acompañe en su vida y sea una figura de apoyo y un referente adulto positivo.

En muchos casos también implica poder hacerse cargo del ahijado/a en caso de ausencia de los padres, por lo que no solo supone un honor sino también una gran responsabilidad.

Y, por supuesto, se espera de los padrinos y madrinas que pasen tiempo con sus ahijados, sobretodo en las festividades más importantes del año: cumpleaños, Navidad, verano y otros festivos. Así como que los quieran, los mimen y les acompañen en la vida como un segundo padre o una segunda madre.

 

¿Cómo pedir ser madrina o padrino?

Hay tantas peticiones posibles como personas en el mundo y el tipo de petición dependerá de la espectacularidad que cada uno quiera darle al momento.

Os voy a poner de ejemplo las peticiones de matrimonio: cada vez son más creativas y han pasado del arrodillarse con anillo en mano a tirarse de un paracaídas con un cartel, o a anunciarlo con una performance de danza en medio de la calle. Para gustos, colores y la paleta Pantone.

Así que si lo que quieres es hacer una petición original, divertida, lúdica… Aquí van mis cuatro propuestas:

1. Mensajes escondidos

La intriga de descubrir un mensaje oculto nos suele resultar divertido y emocionante, así que mientras piensas en dónde vas a esconder tu petición… aquí tienes dos ideas:

Tinta invisible

mensaje invisible

Hoy en día puedes comprar tinta invisible y una linterna con luz ultravioleta y escribir el mensaje en cualquier parte que se te ocurra.

Por ejemplo, puedes invitar a los futuros padrinos a casa y fingir que se os ha ido la luz. Les das una linterna con luz ultravioleta para que se muevan por el pasillo y descubran la petición escrita en la pared. Momentazo.

Si necesitas hacer la petición a distancia, escribe el mensaje en una página de una libreta totalmente vacía y ponla junto a la linterna con luz ultravioleta dentro de una caja con la frase “Kit para descubrir buenas noticias”. Los futuros padrinos tendrán que iluminar la libreta página por página hasta que salga a la luz (nunca mejor dicho) la petición. Si os conectáis en videoconferencia aún será más emotivo.

Bajo el plato

lunch

Queda para cenar o comer con los futuros padrinos y sitúa bajo sus platos una tarjeta con la petición. Después de comer, retírales los platos junto a la frase “y ahora viene el postre” y deja visible la tarjeta. Con suerte, y si no están muy despistados, verán el mensaje al momento y, si no, te tocará insistir en qué les parece el postre; ¿Qué postre?; ¡El que tienes bajo el plato…!

2. Juegos con mensaje

Vaya por delante que jugar siempre es una buena opción para comunicar alguna cosa a los demás, porque forman parte activa del momento y depende de ellos el poder conocer el mensaje. ¡Así que poned vuestras mentes lúdicas a trabajar!

Pequeña gimcana

pista

Escribe y esconde la petición en algún lugar de la casa, preferiblemente en la habitación del bebé. Y sitúa pistas encadenadas que, al leerlas, lleven a los futuros padrinos hasta el mensaje final. Si te curras las pistas y las haces graciosas puede ser un momento muy divertido. Por ejemplo: “La siguiente pista está donde nunca duerme el bebé” (en la cuna).

Puzzle

puzzle

Puedes crear un rompecabezas casero imprimiendo un montaje del mensaje con algunas fotos y recortándolo en diferentes formas o puedes, directamente, enviar el diseño a cualquier empresa de impresión que tengan la opción de imprimir en formato puzzle (online hay un montón).

Pon las piezas en una cajita con una frase del tipo “Tengo un mensaje para ti” y cuando los futuros padrinos monten el puzzle podrán leer la petición.

Sopa de letras

wordsearch

Busca por internet cualquier página de creación de sopas de letras (hay un montón) y las palabras que quieras, por ejemplo: quieres, ser, mi, madrina. Asegúrate de que la combinación aleatoria del resto de letras no configura ninguna palabra para que no se desvíe la atención del verdadero mensaje e imprímelo.

Para entregarlo, por ejemplo, puedes hacer una tarjeta con la foto del bebé a un lado y la sopa de letras al otro bajo el título: “nuestro bebé tiene un mensaje para ti”. Y et voilà! Sorpresa asegurada.

Más juegos

Juls de Bebé a Mordor en su estupendo post 8 formas de comunicar una buena noticia nos cuenta cómo comunicó que se iba a casar usando el Pictionary y nos da la idea de hacer lo mismo con el Tabú, el Gestos o cualquier juego que podáis adaptar. ¡Imaginación al poder!

3. Globos mensajeros

Los globos siempre dan un ambiente de celebración y alegría así que hacer la petición con ellos puede ser una buena idea. El mensaje se puede hacer llegar de diferentes formas:

Globo volador

balloon

Infla un globo con helio, átale una cinta y enrolla el mensaje en el extremo. Escóndelo todo en una caja decorada y con confeti y cierra la caja. Al abrirla el globo saldrá volando y el futuro padrino o la futura madrina podrá coger y leer el mensaje.

Peta el globo

confetti

Escribe la petición en un papel, enróllalo e introdúcelo en un globo junto con un poco de confeti. Ínflalo a pulmón o con helio para que quede más bonito. Átale una cinta y sitúa en el extremo un palillo. Escribe en el globo: “Pop me” (o: “pínchame“). Cuando se pete el globo el confeti saltará y podrá coger el mensaje. Asegúrate de grabar el momentazo.

El globo desinflado

balloon message

Infla un globo y, sin hacerle el nudo, escribe la petición con un rotulador permanente. Cuando el mensaje se haya secado, desínflalo y ponlo en una tarjeta hecha por ti escribiendo algo como: ínflame para conocer la sorpresa. Cuando el futuro padrino o la futura madrina inflen el globo podrán leer el mensaje.

4. El test definitivo

test

Si lo que quieres es asegurarte de que el futuro padrino y la futura madrina son “aptos” para este cargo, hazles pasar por un test, ya sea en formato papel u online (con Google Forms, por ejemplo).

Introdúceles el test diciéndoles algo como “queremos pediros algo pero no sabemos si estáis preparados…” y hazles preguntas del tipo: ¿Cuándo comen sólidos los bebés?, ¿Qué es el BLW?, ¿Hasta qué edad es recomendable la lactancia exclusiva?… Y dales tres opciones como respuesta poniéndole un poco de gracia. La resolución final del test puede ser algo así como: “Vemos que no estáis suficientemente preparados pero creemos que con vuestro amor nos servirá. ¿Queréis ser los padrinos del bebé?”. Emoción asegurada.

 

¿Qué te han parecido estas propuestas? ¿Cómo se lo pediste tú a los padrinos de tus niños? Espero que os haya resultado interesante y que nos contéis vuestras experiencias en los comentarios. ¡Tenemos mucha curiosidad por saber cómo fueron vuestras peticiones!

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    martarivasrius
    11 diciembre, 2018 at 11:05 am

    Ay que chulo!!! Me lo apunto porque dentro de poco me toca pedirlo otra vez… jajajajaj

  • ¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
    Aviso de cookies