ZONA FAMILY

Autoestima, adolescencia y RRSS, una combinación peligrosa

autoestima adolescencia redes sociales BAF

Durante mi periodo adolescente, no iba muy sobrada de autoestima, la verdad. Y eso es algo que me condicionó muchísimo hasta que la vida se encargó de enseñarme un par de lecciones.

La autoestima de una persona puede empezar a minarse en cualquier etapa, pero la infancia, y sobre todo la adolescencia, es el periodo  más vulnerable de todos. Durante la infancia, a mi parecer, quienes más poder tienen para hacerte sentir mal son tus padres ya que son tus personas de referencia, tus ídolos, aquellos a los que deseas imitar. Y si, uno de ellos (o los dos) empieza a menospreciar todos tus esfuerzos, a decirte constantemente que debes mejorar, que puedes hacerlo mejor, que debes esforzarte más, las consecuencias a largo plazo pueden ser terribles.

Pero en la adolescencia la cosa va mucho más allá, ya que se amplía exponencialmente la cantidad de gente que puede hacerte sentir inferior, ya que tus pilares principales pasan a ser tus amigos. Y, si les añadimos las RRSS, el cóctel se convierte en explosivo.

¿Por qué las RRSS pueden ser tan dañinas?

Si hay algo que me llama poderosamente la atención mirando los stories de mi adolescente, es que muchos de ellos son para opinar de los demás o para pedir opinión de uno mismo. ¿Lo peor de todo? No tienen ni la más remota idea del daño que pueden causar o que ya están causando.

Porque por mucho que las cuentas sean privadas, los seguidores se conocen casi todos entre ellos (al menos en el caso de mi hija) y acaban deduciendo de quién se habla. Y si no se lo imaginan, se llenan los móviles de mensajes privados preguntando si eso va por ellos o por alguien en concreto.

Las opiniones que he visto son del “maja”, “me gustaría llevarme más”, pasando por el “no te conozco demasiado” a lo peor: “falsa”, “me caes fatal”, “eres un falso” y algunas lindezas que prefiero no reproducir.

Imaginaros por un momento que estáis en medio de una plaza pública y todo el mundo a vuestro alrededor lanzando piedras (en este caso opiniones). Estoy segura de que en ese momento, en lo único que podrías pensar es en desaparecer, un “tierra trágame”.

Pues eso mismo debe pensar cada una de las personas a las que se juzga, con el agravante de que se hace públicamente y alcanza a gente que seguramente ni conozcan. Todas esas “encuestas” que hacen por pura diversión, pueden llegar a ser verdaderos destructores de la autoestima.

autoestima, adolescencia rrss

Síntomas de una baja autoestima en la adolescencia

Si tu hijo se infravalora, tanto físicamente como por sus actos, si se muestra inseguro e indeciso, si le preocupa demasiado lo que opinen los demás de él, si se muestra demasiado autoexigente e incluso se culpa de todo lo que le sale mal, todos ellos son síntomas de una baja autoestima.

Esto provoca que se vuelvan seres callados, solitarios, que tienen tendencia a alejarse de los demás, no les gustan los cambios y se vuelven pesimistas. Les falta esa alegría adolescente, esas ganas de retarlo todo y de probar cosas nuevas.

Lo peor de todo es que, si no se trata, acaba provocando aún mayores problemas a medida que crecen. Les costará adaptarse a cualquier trabajo y se dejarán pisotear por cualquiera, incluso les puede costar muchísimo más reconocer que están en una relación tóxica.

autoestima, adolescencia

Y entonces ¿qué hago?

Personalmente siempre digo lo mismo: lléval@ al psicólogo. Tenemos que dejar de estigmatizar el visitar a un profesional de la salud mental. Soy de las que defiende fervientemente que las visitas al psicólogo deberían ser obligatorias. Una revisión anual, al igual que vas al médico de cabecera. Porque si algo tengo muy claro es que muchas de las enfermedades físicas van ligadas a las mentales, y viceversa.

Yo sé que sin la ayuda de mi psicólogo puede que hoy día ya no estuviera aquí. Y sí, mi autoestima durante mi infancia fue nula, la tapé durante mi juventud con una falsa prepotencia y acabé pagando muy caro el no haberlo tratado a tiempo. Así que no dudes en buscar a un profesional que ayude a tu hijo dándole las herramientas necesarias para aprender a valorarse y a valorar mucho menos las opiniones ajenas.

Yo vivo en un sitio pequeño y es fácil que te recomienden un buen profesional, pero lo cierto es que hace poco descubrí una web especializada: Mundopsicologos. La encontré buscando una psicóloga para mi hija mayor, mientras esperaba a que me recomendaran alguna en mi ciudad.

Y a mí, que soy muy de buscar opiniones online, me gustó ver que en esta web la gente valora a los profesionales y, además, tiene un foro que también me gustó bastante. Te recomiendo dar una vuelta por su web y opinar por ti mism@.

Esto te puede interesar

No hay comentarios

¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies