ZONA FAMILY

Comunicación en la familia. Hablamos un ratito

Comunicación en la familia

La comunicación es un aspecto clave en las relaciones entre personas, de esto no cabe ninguna duda.

Hablar, escuchar, dialogar, debatir, expresar… Son elementos de la comunicación que nos permiten conocer, compartir y reflexionar sobre diferentes temas con familiares, amigos, compañeros de trabajo…

La comunicación tiene un peso importante en nuestro desarrollo desde pequeños. Poder compartir y expresar las situaciones vividas, lo que nos gusta, lo que nos sucede, lo que pensamos y sentimos, etc., es fundamental para las diferentes etapas del desarrollo de las personas.

Y como indico, desde pequeños, desde la infancia.

¿Verdad que hay momentos en los que necesitamos sentarnos a hablar con alguien y desahogarnos? Pues nuestros hijos e hijas también necesitan esos momentos…

Soy una clara defensora de la comunicación, y en el blog en el que nos encontramos y con los temas tratados, una gran defensora de la COMUNICACIÓN EN LA FAMILIA, que es de lo que voy a hablaros hoy.

Sí, creo que es muy importante guardar cada día un ratito para hablar y compartir cómo ha ido el día con nuestros hijos. Pero ojo, comunicación bidireccional o multidireccional, me explico.

No se debe hacer un interrogatorio a nuestros hijos e hijas sobre cómo ha ido su día, qué ha hecho, a qué ha jugado, si tiene o no tareas, si ha resuelto el conflicto con su amigo, etcLa idea es que nosotros como madres y padres contemos también nuestro día y demos pie a que ellos lo manifiesten, creando así un diálogo dinámico y compartido.

Con esa esa comunicación multidireccional… Todos contamos, todos manifestamos, todos dialogamos y todos mostramos información de lo que ha acontecido.

Y algunos estaréis pensando… “¿En qué momento?” “¿Cuándo?” “Si hay días que no hay tiempo...”

Sí hay tiempo, hay que intentar sacar un ratito donde compartir y estar con nuestros hijos…

Aquí algunas SUGERENCIAS PARA PROMOVER LA COMUNICACIÓN EN LA FAMILIA:

  • En la comida o la cena. Creo que el momento de desayunar, comer o cenar (depende de los horarios) debe ser un punto de encuentro familiar, en el que dialogar, alejados de dispositivos tecnológicos y televisión, sobre temas diversas, sobre qué hemos hecho, qué planes podemos hacer juntos de cara al fin de semana, qué regalo comprar al abuelo…

Porque creo que alrededor de la mesa se puede disfrutar de momentos agradables, hacer de la comida/cena un punto de encuentro familiar en el que compartir sea un eje fundamental.

  • Antes de dormir. Hay muchos papás y mamás que por trabajo llegan justo antes de la hora de irse a dormir. Pues bien, podemos aprovechar un ratito sentados con nuestros hijos e hijas en su cama para contarnos cosas diversas, para hacerles ver que nos preocupa su día, además de poder contarles algún hecho significativo de nuestro día.

Antes de dormir podemos disfrutar de un momento de calma con ellos, e incluso guiar en la lectura o relajación previa a descansar.

  • En el camino de vuelta del cole, a una actividad, a la compra… Hay momentos en los que vamos paseando, en el coche o en el bus, aquí también podemos aprovechar para charlar con nuestros pequeños y pequeñas

Estos momentos son en muchas ocasiones tranquilos y dan pie a compartir con ellos. Podemos aprovecharlos para disfrutar de una conversación agradable con ellos.

  • En el sillón en cualquier momento. En muchas ocasiones llegamos a casa y nos “tiramos” directamente en el sillón y se tiende a coger el móvil o encender la televisión, por ejemplo. Si están nuestros hijos e hijas por ahí será más complicado ese momento de relax, e incluso hay tensión si reclaman atención.

Así que, os recomiendo que aplacéis ese tiempo para vosotros a que ellos estén haciendo otra cosa (jugar a su “aire”, ver su serie, estén en su ratito) o dormidos, dedicándoles ese momento en que comienzan a preguntar y contar cosas a ellos.

Porque en estos momentos son nuestros hijos e hijas los que están dando pie para comenzar a hablar, y es importante reforzar ese aspecto si queremos que la comunicación en la familia sea fluida en el hogar.

Como veis, estoy haciendo mucho hincapié en reforzar ese punto de comunicación desde que son pequeños, porque si establecemos unas bases, a medida que crezcan será más fácil disponer y contar con ese punto de encuentro y conversación tan necesario.

Sé que hay etapas más complicadas, entre ellas la adolescencia, por diferentes motivos (no solo de los menores, los padres y madres también estamos implicados en esta etapa y lo que en ella acontece), y en ella hay quejas de los adultos sobre la falta de comunicación con los hijos.

Si no hay una base previa, si no trabajamos un punto de encuentro en el que hemos escuchado, compartido, expresado y reflexionado con ellos, tratar de hacerlo desde cero en la adolescencia es muy difícil, pero no imposible.

Por ello, estar ahí, buscar momentos en familia, momentos con los hijos e hijas, momentos en los que contar cómo nos ha ido, lo que nos puede preocupar, cómo nos sentimos, etc. Todo esto es fundamental para el enriquecimiento familiar y las relaciones entre los miembros.

Como conclusión…

Buscar cada día un ratito para charlar, contar cómo estamos, lo que hemos hecho o vamos a hacer, disfrutar de la compañía y de la conversación… En definitiva, buscar esa conexión con vuestros hijos e hijas…

Esto te puede interesar

No hay comentarios

¡NO TE CORTES, DEJA UN COMENTARIO!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en monica@bloggersandfamily.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies ACEPTAR
Aviso de cookies